Anuncios

Los Nets sellaron su boleto a la postemporada tras imponerse por 108-96 a los Pacers en Indiana. Los dirigidos por Kenny Atkinson fueron una de las sorpresas de la temporada.

Foto: AP.

Así como lo señaló el columnista @ElDLoanding hace unos días atrás, Brooklyn renació de las cenizas. Luego de aquel traspaso tóxico por el tridente Garnett-Pierce-Terry, de la mano de un mánager general destacado como Sean Marks y un equipo bien administrado por Kenny Atkinson, la franquicia dejó las tinieblas y volvió a la postemporada tras seis años. El boleto lo terminó de sellar en la jornada de este domingo, tras la caída de Miami ante Toronto y su posterior triunfo sobre Indiana por 108-96.

El local no pudo contener a un rival inspirado, más allá de la buena producción de Domantas Sabonis (17 puntos y 12 rebotes). Brooklyn estableció el ritmo desde el arranque gracias a un buen trabajo defensivo, que luego supo complementar con una labor destacada de sacrificio a la hora de los rebotes (52 contra 33 -17 ofensivos-) y la conducción de D’Angelo Russell (20 puntos, seis rebotes y seis asistencias).

A la par del ex Lakers, Joe Harris, una de las revelaciones de la campaña, fue certero con la pelota en sus manos y clavó cuatro de sus siete intentos lejanos para acumular 19 tantos. También llegaron al doble dígito en anotación Caris LeVert (18-5-2), Spencer Dinwiddie (12) y Jarrett Allen (12 unidades y ocho rebotes -cuatro ofensivos-).

Gracias al envión del resultado anterior a su juego, el equipo de Atkinson mostró un mayor carácter que su rival de turno y siempre estuvo en control del encuentro. Luego de acceder a la última docena de minutos con una ventaja de 13 puntos (82-69), la visita llegó a gozar de una distancia máxima de 18 unidades, la cual el local acabó maquillando en los últimos dos minutos gracias a un triple de Aaron Holiday (6) y seis puntos seguidos de Kyle O’Quinn (6) para un parcial de 9-3.

Con el boleto en su mano, Brooklyn encarará los últimos días de la fase regular con la vista puesta en su posible próximo rival. Igualado con Orlando con una marca de 41-40, pero con la ventaja deportiva a su favor, deberá ganarle a Miami para conservar el sexto puesto, o perder pero también que lo haga el Magic, ante Charlotte.