Luego de una semana tensa por el intento de traspaso de Anthony Davis, los Lakers volvieron al triunfo, con un doble sobre la chicharra de Rajon Rondo para derrotar a Boston por 129 a 128, de visitante. 

rajon-rondo7.jpg
Foto: Getty Images.

Los Celtics arrancaron enchufados en la primera edición del 2019 del clásico más tradicional de la liga. El elenco dirigido por Brad Stevens impuso su ritmo de juego, con un fluido movimiento del balón e intensidad en ambos costados de la cancha. Así, concretó un parcial de 53 a 35 en los primeros 18 minutos.

Sin embargo, los Lakers reaccionaron a partir de ese momento, ya que debían dejar atrás la controversial semana por los conflictos generados a raíz del intento fallido del traspaso de Anthony Davis. Y cuál mejor oportunidad que desquitándose frente al rival de toda la vida.

Los dirigidos por Luke Walton dieron vuelta el resultado sobre el final del tercer episodio, luego de haber concretado una racha de 66 a 40 en un segmento y medio. LeBron James (28 puntos, 12 rebotes y 12 asistencias), Kyle Kuzma (25 y cinco triples) y Rajon Rondo (17, siete y diez) encabezaron la remontada.

El último capítulo del espectáculo fue muy parejo, ya que ambos equipos intercambiaron golpes. Kyrie Irving (24 unidades, siete tableros, dos robos y ocho pases gol) pudo desplegar su talento, después de tres períodos difíciles por el buen trabajo defensivo de Brandon Ingram. Por el lado del conjunto angelino, Kentavious Caldwell-Pope (17 tantos y cinco anotaciones detrás del arco) y Lance Stephenson (14 y tres) hicieron un importante aporte desde la banca para sostener el ritmo de la visita.

Y en la última jugada, Rondo apareció tras un balón sin dueño, a pesar de tanta disputa. El base aprovechó el regreso a la casa del equipo en el que salió campeón en 2008, con el objetivo de corregir un intento fallido de Ingram y darle una victoria fundamental a su equipo para levantar los ánimos después de varios inconvenientes con el futuro de varios integrantes.

Con este resultado, los Lakers estiraron su récord a 28-27. Este domingo visitarán a Philadelphia a las 17.30. En cambio, Boston (35-20) recibirá este sábado a los Clippers a las 21.