Anuncios

Luego de dos duras caídas, Boston se recuperó con una trabajada victoria sobre Philadelphia por 112 a 109, de visitante. Gordon Hayward (26), Al Horford (23) y Jayson Tatum (20) combinaron 69 puntos.

Foto: Getty Images.

Los últimos dos encuentros fueron controversiales para los Celtics. Es que perdieron con los dos equipos de Los Ángeles en el TD Garden, y ante los Clippers desperdiciaron una máxima ventaja de 28 puntos y sufrieron la baja de Kyrie Irving (dolor en el tobillo derecho).

Sin embargo, el equipo dejó de lado las discusiones que se generaron en los últimos tres días. Es que tuvo enfrente a unos Sixers que venían envalentonados por las incorporaciones de Tobias Harris, James Ennis y Jonathon Simmons.

Fue una noche muy óptima para los veteranos que integraron el quinteto inicial de la visita. Al Horford (23 unidades, tres triples, ocho tableros, cuatro robos y cinco pases gol) y Marcus Morris (17, uno y ocho) se sobresalieron en su trabajo de contrarrestar los movimientos de Joel Embiid.

Asimismo, Gordon Hayward hizo un desempeño acorde con las expectativas que se crearon como consecuencia de su llegada al conjunto de Masachussetts. El alero convirtió 26 tantos y 6-7 desde el perímetro. En tanto, Jayson Tatum se destacó con 20 y diez rebotes.

Con este resultado, Boston se ubicó cuarto en el Este con un récord de 36-21. Esta noche recibirá a Detroit a las 21.30. A la misma hora, Philadelphia (misma marca) visitará a New York.