Anuncios

El Magic fue más efectivo que su rival en la segunda mitad y selló su pasaje a la postemporada tras imponerse al conjunto celta por 116-108. Terrence Ross clavó cinco triples para ser el goleador y la figura del encuentro.

Vucevic logró un doble-doble. Foto: Getty Images.

Desde que Dwight Howard había abandonado la franquicia (2012), Orlando no podía clasificar a los Playoffs. Esa mala racha, de siete años, acabó en la noche de este domingo, cuando el Magic dio el batacazo de la jornada al vencer a Boston por 116-108 y terminó de asegurar su presencia en la postemporada.

El equipo de Florida había llegado a estar décimo en la conferencia del este, pero una racha de nueve triunfos al hilo le permitió lograr su cometido. Boston llegó a ganar por nueve puntos en la tarde-noche del domingo, pero una racha de 17-2 de la mano de los triples de D.J. Augustin (11 puntos, 13 asistencias y siete rebotes) y Evan Fournier (24) le permitieron a la visita pasar al frente (54-52).

Desde entonces, el conjunto dirigido por Steve Clifford aprovechó el envión anímico para mantenerse firme en el intercambio de liderazgos y dominar el partido. El pick-and-pop con Nikola Vucevic (25 tantos y 12 rebotes -cinco ofensivos-) volvió a ser letal por parte de la visita, mientras que Terrence Ross emergió como la figura del juego a partir de sus 26 unidades (5/11 en triples).

Boston volvió a mostrarse poco cohesionado en los momentos complicados y demasiado centrado en la producción de Kyrie Irving (23 puntos, seis asistencias y cinco rebotes). A pesar de la derrota, producto de la caída de Indiana, aseguró el cuarto lugar de la conferencia y el cruce con los Pacers en la primera ronda de la postemporada.

Por su parte, Orlando definirá su cruce de la primera ronda en la noche del miércoles, cuando choque con Charlotte Hornets. Si gana y Brooklyn no lo hace, enfrentará a Philadelphia; de no ser así, se medirá con Toronto.