Anuncios

Boston derrotó a Oklahoma por 134 a 129, de local, y le cortó la racha de seis victorias seguidas. Kyrie Irving fue la gran figura con 30 puntos y 11 asistencias.

Foto: Getty Images.

Fue una semana con muchos movimientos, de cara al cierre del mercado de traspasos y un verano estadounidense que será muy agitado. Entre esos equipos se destacan los Knicks, que liberaron espacio en el tope salarial de su plantel, con el fin de incorporar hasta dos estrellas en la pretemporada. Uno de los que le interesa es Kyrie Irving, quien se encuentra en su último año de contrato.

De todos modos, el base siguió enfocado en el momento, que lo deriva a un buen presente con los Celtics. En esta ocasión, el ex Cleveland guió a su equipo en la recta final del partido, con el fin de brindarle seguridad en el TD Garden, sobre todo por haberse medido con un rival de primer nivel como el Thunder. Sus números finales fueron 30 tantos y once pases gol.

En tanto, Marcus Smart fue determinante en el tercer período, debido a que convirtió sus cuatro triples. El escolta se destacó con 18 unidades, cuatro tableros y siete asistencias. Al Horford también se lució, gracias a sus buenas asociaciones con Irving. El pivote dominicano terminó anotando 17 y repartiendo nueve.

De esta manera, Boston cosechó su cuarta victoria al hilo y se ubicó tercero en el Este con un récord de 34-19. Este martes visitará a Cleveland a las 21. Una hora más tarde, Oklahoma (33-19) recibirá a Orlando.