Anuncios

Los Celtics fueron sorprendidos por los Bulls en Chicago y cayeron por 126-116. Los dirigidos por Brad Stevens dejaron pasar la oportunidad de ser cuartos en el este tras la caída de los Sixers. Los hombres de Jim Boylen sumaron su tercer triunfo al hilo.

LaVine y Markkanen combinaron 77 puntos en el triunfo de los Bulls. Foto: USA Today.

Después de la caída vespertina de los Sixers frente a los Blazers, una gran chance se le presentó a los Celtics. Si los de Brad Stevens le ganaban a los Bulls, uno de los equipos más irregulares de la temporada, en Chicago, podían alcanzar el cuarto lugar de la conferencia. Sin embargo, esto no pudo ser, ya que se encontraron con unos dueños de casa inspirados, que tuvieron su mejor noche en la 2018-2019 para imponerse por 126-116.

Kyrie Irving tuvo otra noche bestial en el conjunto celta (37 puntos, 10 asistencias y cinco rebotes), pero la visita no tuvo respuestas para un local que encontró la respuesta en el tándem LaVine-Markkanen. El par tuvo la mejor noche ofensiva de su carrera. El ex Minnesota acertó cinco triples para sumar 15 de sus 42 puntos en el triunfo, mientras que el finlandés aprovechó los espacios que este último le generó para acumular 35 tantos (tres bombas) y 15 rebotes.

Luego de un primer cuarto parejo que acabó en manos visitantes por 33-28, se dio el quiebre en el juego. El momento de mayor rotación de Boston coincidió con un adverso 36-18, que le posibilitó a Chicago irse al descanso con un favorable 64-51. El equipo de Boylen encontró la manera de acompañar a la dupla destacada en el tramo, con buenos papeles de sus suplentes, destacándose Ryan Arcidiacono, autor de sus ocho puntos en la noche durante el tramo.

Como si todo esto fuese poco, Boston volvió al campo y se mostró muy individualista, lo que no sólo lo derivó a posesiones flojas en ataque, sino que también le permitió al local tomar una luz de 25 puntos, la cual acabó siendo irremontable, a pesar que luego reaccionó para maquillar el resultado.

De esta manera, el más campeón de la NBA se mantuvo en el quinto lugar del este (37-23) y volverá al ruedo el próximo martes, cuando viaje a Toronto para medirse con los Raptors desde las 22hs. Por su parte, Chicago (15-44) sumó su tercera victoria consecutiva, pero está decimotercero en la conferencia. El lunes tendrá otro duro juego ya que enfrentará a los Bucks (44-14), en casa, a las 22hs.