Anuncios

Troy Weaver, gerente general de los Detroit Pistons, habló en conferencia de prensa virtual y señaló que la franquicia hará una agencia libre pensando en pelear por el acceso a los Playoffs.

Semblante serio, con el profesionalismo de trabajar en la NBA y, a la vez, con el alivio de haber podido aportar en la reciente elección estadounidense. Troy Weaver, el nuevo gerente general de los Detroit Pistons, rompió el silencio después de casi cinco meses para dialogar con la prensa de cara al Draft 2020.

El punto más destacado de la charla con la prensa se dio en el meridiano del evento. Weaver previamente había hablado sobre la posibilidad de elegir a varios jugadores, pero no se le había preguntado sobre si Detroit iba a mantenerse competitivo. Ahí, su cara acompañó un mensaje claro: “Todo está en la mesa, pero nada cambió pensando en ser competitivos. El día que dejemos de serlo no voy a estar acá. Trataremos de ser competitivos sin influir en nuestra proyección a largo plazo”.

Luego, añadió un punto sobre los ‘peces gordos’ de la agencia libre, sobre los que señaló: “No sé cuáles consideran como buenos agentes libres, pero sin duda alguna haremos un intento por fichar buenos jugadores”.

Además, a la hora de hablar sobre la reducción del espacio salarial, señaló que se habló de una sensación de crisis por parte de las franquicias, lo que no existió. Weaver aportó que cada equipo deberá modificar los números que se proyectaban, pero que es un ajuste lógico y común para toda franquicia.

¿A quiénes buscan los Pistons?

El listado de opciones para los Detroit Pistons es prácticamente interminable. La organización sólo tiene la séptima elección del Draft 2020 ya que traspasó su segunda ronda en el pasado.

Además, Weaver señaló que cada opción está siendo considerada: conseguir un veterano que aporte desde el primer día; escalar posiciones con un traspaso; o hasta intercambiar la elección por las de Boston Celtics (14°, 26° y 30°). También, dejó en claro que quiere conseguir una elección de segunda ronda.

El dirigente manifestó su mirada sobre el Draft 2020 al decir que este no tiene un orden claro desde el cuarto puesto para bajo, mientras que dejó entrever que el gran objetivo es LaMelo Ball. El hermano menor de Lonzo Ball es proyectado como Top 3, tiene chances de ser el número 1 si Minnesota decide deshacerse de su elección y es considerado el mejor base de la camada, por encima del francés Killian Hayes.

 

Sin embargo, la opción más convincente pasa por el traspaso por los Celtics. Detroit sabe que LaMelo viene de jugar en Oceanía, lo que no da un gran seguridad y permite ir por los sleepers de la camada. La franquicia podría hasta convencer a los Pistons de incluir todas sus piezas (47° es la no mencionada), quizá involucrando alguna segunda elección del futuro.

La segunda elección sería utilizada en Cassius Winston, que se proyecta para la segunda ronda tras su paso por la Universidad Estatal de Michigan. Winston tiene 22 años y pudo haber entrado a la NBA tras su primer año en la NCAA, pero decidió terminar su carrera universitaria. El nativo de Detroit fue: integrante del segundo quinteto ideal universitario (2019 y 2020); el mejor jugador de la Conferencia Big Ten (2019); integrante del quinteto ideal de la Conferencia Big Ten (2019 y 2020); e integrante del tercer quinteto ideal de la Conferencia Big Ten (2018). A su vez, llegó al plano universitario como el Mr. Basketball de Michigan en 2016.