Anuncios

Stephen Silas será el nuevo entrenador de los Houston Rockets. El ex asistente de Rick Carlisle tendrá la dura tarea de reemplazar a Mike D’Antoni.

La búsqueda de entrenador más larga de la agencia libre 2020 llegó a su fin. Stephen Silas, que trabajaba para los Dallas Mavericks desde 2018, fue electo como el suceso de Mike D’Antoni para el cargo en los Houston Rockets.

La carrera de Silas comenzó mucho antes de Dallas, más precisamente como scout de los Charlotte Hornets, cuando su papá, el legendario Paul Silas, tomó las riendas de aquel equipo. Tras una buena primera temporada, trabajó como su asistente principal, primero en Charlotte (2000-2002) y luego en New Orleans (2002-2003).

El tándem Silas se despidió de los Hornets en mayo del 2003, tras ser muy criticado por sus manejos con los jugadores. Así, el par desembarcó en Cleveland Cavaliers para tener a un recién electo LeBron James. Luego de una buena primera temporada y un gran rendimiento en la segunda, el dueño Dan Gilbert decidió despedir a Paul junto a Stephen pese a tener una marca de 34-30 para ser el quinto del este.

Una vez que finalizó el paso por Cleveland, Paul Silas empezó a trabajar con ESPN, lo que dejó a Stephen en la liga. El hijo de la leyenda trabajó como scout de los Wizards en la 2005-06, mientras que la temporada siguiente se sumó a los Warriors como asistente, donde pasó los siguientes cuatro años.

No obstante, el clan Silas volvió a Charlotte en 2010 para tomar las riendas de los Bobcats, que luego cambiaron su nombre a Hornets. Paul condujo al equipo durante dos años hasta retirarse en 2012; por su parte, Stephen se mantuvo en el cargo de asistente para acompañar a Mike Dunlap (2012-13) y Steve Clifford (2013-18).

El paso de Silas por los Mavericks

Pese a sus ocho años como asistente, Michael Jordan definió en 2018 que James Borrego iba a reemplazar a Clifford, lo que enfureció a Silas. Este último dejó la franquicia para luego trabajar con Rick Carlisle en Dallas, donde tuvo la chance de acompañar a jugadores como Doncic, Porzingis y Nowitzki, entre otros.

De esta manera, Silas llega a Houston tras pasar los últimos 21 años en la NBA, aunque recién en la franquicia texana tendrá su primera experiencia como entrenador principal. Allí, deberá lidiar con una organización que tiene que terminar de definir su estilo de juego, como también sacarle el mayor provecho al par Westbrook-Harden.