Anuncios

La liga señaló que no habrá modificaciones en el tope salarial, ni en el impuesto de lujos de las franquicias. El impuesto tendrá un descuento a partir del BRI.

Una de las mayores dudas que se presentaban de cara a la temporada 2020-21 era el tope salarial. La suspensión de la campaña pasada y posterior realización de la burbuja por el COVID-19 redujo notablemente los ingresos esperados, por lo que se dio una gran cantidad de pérdidas.

Sin embargo, el comisionado Adam Silver manejó el aspecto a la perfección. La NBA decidió realizar la temporada 2020-21 con un total de 72 partidos, sin burbuja y con una chance de un 25% a un 50% del público posible en los estadios. A la par, se mantuvo el tope salarial estipulado al comienzo del 2020 (109.1 millones de dólares; y hasta 132.6 millones de dólares con el impuesto de lujo), mientras que el impuesto al dinero gastado se verá reducido por el dinero no adquirido a partir del BRI (Basketball Related Incomes).

Para evitar dolores de cabeza, la explicación sencilla es la siguiente. Cada equipo tiene para gastar 109.1 millones de dólares. Una vez que llega a ese tope, puede invertir 33.5 millones de dólares más, pero por cada dólar invertido hay un impuesto que pagar a la liga. El valor de ese impuesto varía de la siguiente manera:

Cantidad invertida por encima del tope salarial

Impuesto por cada dólar excedido Impuesto por cada dólar excedido en temporadas consecutivas

Desde 1 dólar a 4.999.999 dólares

$1 $1

Desde 5 millones a 9.999.999 dólares

$1.75 $2.75
Desde 10 millones a 14.999.999 dólares $2.50

$3.50

Desde 15 millones a 19.999.999 dólares $3.25

$4.25

Desde 20 millones en adelante $3.75 + $0.50 por cada 5 millones de dólares

$4.75 + $0.50 por cada 5 millones de dólares

Ejemplo

Foto: Getty Sports.

Los Lakers tienen 74.600.000 dólares invertidos entre ocho jugadores antes del inicio de la agencia libre 2020. Así, tienen 34.5 millones (109.1-74.6) para gastar sin entrar en el impuesto de lujo, mientras que cuentan con 58 millones (134.6-74.6) para gastar abonando el impuesto de lujo.

Los angelinos podrían terminar por debajo del impuesto de lujo, pero probablemente prioricen renovar a Anthony Davis, quien cobrará al menos 35 millones de dólares anuales. De esta manera, tendrán 23 millones como máximo para gastar entre los restantes seis jugadores.

Si contratasen a todos ellos por el mínimo de veterano (2.2 millones), invertirían 13.2 millones de dólares (2.2 x 6). Esto los dejaría con un total de 122.8 millones de dólares invertidos (74.6 del plantel actual; 35.0 de Anthony Davis y 13.2 de los mínimos de veterano). De esta manera, excederían el tope salarial por 13.7 millones de dólares (122.8 total – 109.1 del tope salarial).

La tabla de valores indica que los Lakers deben pagar 2,5 dólares por cada uno de los 13.7 millones excedidos (si no hubiesen excedido el impuesto de lujo la temporada pasada). De esta manera, abonarían 109.100.000 del tope salarial y 34.250.000 del impuesto de lujo (13.700.000 x 2,5), lo que daría una inversión total de 143.350.000 dólares.

Sin embargo, como los Lakers superaron el impuesto de lujo en la 2019-20, pagarán 3,5 dólares por cada uno de los 13.7 millones excedidos, lo que dará una suma de 47.950.000 dólares en impuesto de lujo. De esta manera, abonarán 157.050.000 dólares (109.100.000 del tope + 47.950.000 del impuesto del lujo).

La novedad de la liga

Foto: Getty Images.

La cuenta de recién serviría en una temporada ‘normal’ (sin COVID-19 y con los estadios abiertos para el 100% de su público). Sin embargo, la lógica indica que habrá una caída en los ingresos de cada noche por la falta de una buena parte del público en el estadio, lo que forma el BRI de las franquicias.

Cada franquicia tenía un BRI estipulado para la 2020-21 antes del COVID-19 basado en la 2019-20. Entonces, volviendo al ejemplo anterior, si los Lakers estipulaban que iban a adquirir mil millones de dólares y terminan adquiriendo 700 millones de dólares, tendrán una caída del 30%.

Eso generará que la liga disminuya su impuesto de lujo (47.950.000) en un 30%, por lo que los Lakers tendrán una reducción de 14.385.000. Esto les hará abonar los 109.100.000 de dólares de tope salarial y 33.565.000 (47.950.000-14.385.000) en impuesto de lujo, lo que dará una inversión de 142.665.000 dólares.