Anuncios

La estrella de Houston le expresó su anhelo a la franquicia de ser traspasado al conjunto neoyorquino, donde se encuentra Kevin Durant.

Los Rockets pasaron por muchas malas noticias en estos últimos meses. Empezaron por la renuncia de Mike D’Antoni como entrenador (se unió unas semanas después a la banca de los Nets), seguido del éxodo de Daryl Morey hacia Philadelphia. Estos cambios tuvieron como consecuencia el pedido de intercambio de Russell Westbrook, en primer lugar. Por su parte, James Harden había expresado la semana pasada su intención de seguir.

Pero esa idea se esfumó en unos días. Según Adrian Wojnarowski, La Barba está presionando a la dirigencia para poder aterrizar en el conjunto de la Gran Manzana. De hecho, el prestigioso periodista de ESPN contó que el escolta rechazó una extensión de contrato que le podría haber generado un ingreso de 50 millones de dólares anuales. Es decir, le dieron la oportunidad de convertirse en el jugador más caro de la historia.

James Harden va a embolsar una suma de 84,6 millones de dólares en las próximas dos temporadas (además de una opción de jugador para la 2022-23 de 46,8). Por ende, priorizó la meta de luchar por el primer anillo de su carrera. Si se hace realidad el intercambio, el viaje al elenco neoyorquino le permitirá reencontrarse con Kevin Durant, antiguo compañero en sus primeros años en Oklahoma. A su vez, se juntaría en el perímetro con Kyrie Irving e intentarían formar una dupla muy temerosa.

De todos modos, el camino no será fácil para Brooklyn. Es que Houston pedirá selecciones de las primeras rondas del Draft y la incorporación de jugadores que acompañen la nueva etapa (Spencer Dinwiddie, Jarrett Allen, Caris LeVert, entre otros). No resultó nada fácil la primera pretemporada del flamante coach Stephen Silas y el sucesor de Daryl Morey como GM, Rafael Stone.