Denver completó su plantel con la llegada de Isaiah Hartenstein

La franquicia se hizo con los servicios de Isaiah Hartenstein para llenar las 15 plazas. Además, firmó a otro jugador foráneo para el contrato two-way.

Denver tardó menos de 72 horas en delinear su plantel para la próxima temporada. La organización que se hizo con los servicios de Facundo Campazzo llenó las 17 plazas con la base del equipo de la campaña anterior, y sumó a varios jugadores extranjeros.

El puesto de pivote lo completó Isaiah Hartenstein. El alemán acordó su llegada a través de un contrato de dos temporadas. De esta manera, será la tercera opción de la rotación de Michael Malone, que tiene a Nikola Jokic como titular y a Bol Bol como suplente principal.

Hartenstein tuvo un gran paso por la G-League durante la 2019-20. Allí promedió 24,9 puntos, 14,7 rebotes, 1,3 robos y 1,1 tapas en 32,6 minutos en un total de 14 juegos. No obstante, el sistema de los Houston Rockets le cortó el lugar en la rotación de Mike D’Antoni.

En tanto, Gregg Whittinton se sumó a Markus Howard como los dos jugadores con contratos two-way. El ala-pivote había estado en la G-League desde el 2015 hasta el 2017, dándose el gusto de ser campeón con Sioux Falls Skyforce. Luego, pasó por Levanga Hokkaido (Japón), Hapoel Gilboa Galil (Israel) y Galatasaray (Turquía). En este último equipo promedió 12,5 puntos, 6,4 rebotes, 1,5 asistencias y 1,3 robos en 11 partidos de la EuroCup.

De esta manera, el plantel quedó formado por:

Bases: Jamal Murray, Facundo Campazzo y RJ Hampton.
Escoltas: Gary Harris, Monte Morris y PJ Dozier.
Aleros: Will Barton, Michael Porter Jr y Vlatko Cancar.
Ala-pivotes: Paul Millsap, JaMychal Green y Zeke Nnaji.
Pivotes: Nikola Jokic, Bol Bol e Isaiah Hartenstein.
Two-way: Gregg Whittinton y Markus Howard.

Keita Bates-Diop será agente libre

Otro movimiento que hizo Denver durante el domingo fue contratar de manera permanente a Bol Bol, que tuvo un buen paso por la burbuja de Orlando. El hijo del histórico Manute Bol promedió 5,7 puntos, 2,7 rebotes y 0,7 asistencias en 12,1 minutos en Disney.

Su conversión se dio a partir del corte a Keita Bates-Diop. El alero tenía contrato no garantizado y no había sido parte de la rotación luego de su arribo desde Minnesota Timberwolves en el traspaso de Malik Beasley.