Jugadores con contrato

Foto: USA TODAY Sports

Bases: Markelle Fultz.
Escoltas: Terrence Ross.
Aleros: Jonathan Isaac.
Ala-pivotes: Aaron Gordon y Al-Farouq Aminu.
Pivotes: Nikola Vucevic, Mo Bamba y Khem Birch.

Agentes libres

Evan Fournier: Tiene una opción de jugador tazada en 17.1 millones de dólares. Tuvo su mrjor promedio de goleo en la 2019-20 (18,5 puntos con un 46,7% de campo y un 39,9% en triples). No haría uso de su opción en un mercado normal, pero probablemente la acepte para posicionarse como opción en la importante agencia del 2021.

James Ennis: Tiene una opción de jugador de 2.1 millones de dólares. Llegó desde Philadelphia a mitad de temporada y se vio beneficiado por las bajas, actuando como titular en 18 de sus 20 partidos con la franquicia (8,5 puntos, 4,8 rebotes y 1,1 asistencias). Tendrá la chance de volver a ser titular en la próxima campaña ante la baja de Isaac; seguramente acepte su opción.

Melvin Frazier: El Magic tiene una opción de 1.6 millones de dólares por él. Jugó 19 partidos de la última fase regular, cuatro de ellos en la burbuja, aunque no apareció en los Playoffs.

DJ Augustin: El veterano puede ser uno de los bases más buscados del mercado para aportar experiencia desde el banco. Perdió su lugar en el quinteto inicial ante la inclusión de Fultz, pero fue el más destacado del Magic en la serie ante los Bucks. La franquicia tendrá que hacer un gran esfuerzo para retenerlo.

Michael Carter-Williams: Otro base que demostró buen nivel en el Magic, aunque su futuro se verá supeditado a lo que haga la franquicia con Augustin. A diferencia del veterano, no aporta liderazgo, pero es una opción versátil para la conducción. Promedió 7,2 puntos, 3,3 rebotes, 2,4 asistencias y 1,1 robos en 18,5 minutos durante la fase regular 2019-20.

Wesley Iwundu: El alero será agente restringido tras un sólido tercer año, en el que promedió 5,8 puntos, 2,5 rebotes, 1,2 asistencias y 0,5 robos. Puede ser una buena opción como segundo o tercer alero ante la baja de Isaac.

Gary Clark: Agente restringido. Llegó a mitad de temporada desde Houston y se vio beneficiado por las bajas de Gordon como Aminu. Promedió 3,6 puntos, 2,9 rebotes y 0,6 tapas en 14,8 minutos por partido. Podría completar el puesto de ala-pivotes si lo acepta, pero no será titular ni el suplente principal, a menos que Orlando decida deshacerse de alguna de las opciones.

BJ Johnson: El alero, que cumplirá 25 años el próximo 21 de diciembre, jugó un puñado de minutos en sus diez apariciones en la NBA. Sin embargo, fue una de las caras salientes de la última temporada de la G-League: promedió 22,9 puntos, 6,4 rebotes, 2,1 asistencias, 2,1 robos y 0,4 tapas.

Vic Law: Al igual que Johnson, se ganó el respeto de la G-League al desarrollarse como un 3-D. Promedió 19,7 puntos y un 40,3% en triples.  Jugó tres de los ocho partidos en la burbuja y apenas disputó tres minutos del tercer juego ante los Bucks. Merece la consideración de Clifford.

Draft 2020

El Magic llegará a la noche del Draft con sus dos elecciones originales, válidas para el 15° y el 45° puesto del ránking.

La 15° posición deberá ser utilizada para buscar una opción de goleo en el backcourt. La posible, aunque improbable, partida de Evan Fournier invita a pensar en un equipo con Fultz, Augustin (o Carter-Williams) y Ross. De esta manera, tener un buen escolta (o base anotador) podría ser el complemento ideal tanto para el Fultz como el otro creador de juego, como también una buena opción en el caso que Fournier decida partir tras la próxima campaña.

El Magic no podría hacerse con jugadores proyectados Top 10 como Anthony Edwards (posiblemente 1°), Devin Vassell e Isaac Okoro. De esta manera, hay tres opciones: Aaron Nesmith, Josh Green y Tyrese Maxey.

Nesmith es un buen tirador, con un sólido trabajo en defensa. El ex jugador de la Universidad de Vanderbilt mantuvo un promedio de 23 puntos con un 41% de efectividad exterior en la última temporada de la NCAA, siendo así uno de los dos jugadores en la historia de la liga en mantener una mínima de 20 puntos por juego con un 40% en el rubro. Es uno de los mejores en el catch-and-shoot aunque (muy) limitado en otros rubros ofensivos.

Green es todo lo contrario a Nesmith. El ex Arizona no se perfila como un tirador, pero mostró puntos altos tanto en el trabajo defensivo como en la capacidad para atacar el aro. La falta de tiro no le permitirá saldar una hipotética baja de Fournier, pero permitirá analizar el mercado o el reposicionamiento de Terrence Ross ante la baja de Isaac.

Maxey es un especialista defensivo, lo que no será un plus ofensivo, pero dará un complemento para Fournier. El ex Universidad de Kentucky es un escolta que se destaca en la defensa del uno contra uno, como que también tiene la capacidad atlética para mantenerse en frente de jugadores NBA. Si logra complementar su marcaje con un tiro fiable, será la mejor opción que tiene el Magic.

Necesidades

El Magic está en la peor posición que puede tener una franquicia de la NBA. El equipo de Steve Clifford no tiene el plantel suficiente para competir con los contendientes al título, y a la vez tampoco obtiene buenas elecciones en el Draft. Así, no tiene el talento para cumplir su objetivo principal, ni consigue el que le falta para impulsarse en esa búsqueda.

Esa posición es la que suele llevar a las franquicias a desarmarse con el objetivo de poder tomar un mejor impulso. Sin embargo, esta no será la mejor agencia libre para hacerlo.

El Magic no tendrá muchas opciones para mejorar en el mercado. Así, la mejor elección es mantener el lugar en el medio de la tabla, volver a estar en la pelea por acceder a los Playoffs y desarrollar a los jóvenes que mostraron un buen nivel.

Jugadores como Markelle Fultz, Mo Bamba y Khem Birch pueden sacar un gran provecho de la 2020-21. De esta manera, las acciones principales son: retener a la dupla de Vucevic-Fournier; evaluar las opciones de traspaso por Aaron Gordon y Al Farouq-Aminu; elegir bien en el Draft; y conseguir veteranos que complementen la base juvenil.