Anuncios

El Utah Jazz llegó a la temporada 2019-20 con la intención de interponerse en la lucha de Lakers y Clippers por el primer lugar en el oeste. La franquicia había concretado los arribos de Mike Conley y Bojan Bogdanovic para potenciar a su buena base de Mitchell, Gobert e Ingles, forjando así un quinteto inicial como lo proyectaba como Top 3 del oeste.

Sin embargo, el equipo no estuvo a la altura de ese potencial. Conley tardó en poder demostrar el nivel que había tenido en Memphis, y lo hizo en la burbuja, una vez que la franquicia perdió a un jugador clave como Bogdanovic. Como si esto fuese poco, la segunda unidad del equipo de Quin Snyder jamás estuvo a la altura pese a las llegadas de Mudiay y Clarkson, principalmente porque perdió a su único interno veterano (Ed Davis) como tampoco tuvo sostén defensivo.

De esta manera, el objetivo de la próxima agencia libre es acomodar el banco para poder darle una chance más a la base de este equipo. La temporada no será fácil de afrontar ya que será la última con contrato para el par Mitchell-Gobert, lo que obligará a la gerencia a hacer su trabajo de manera correcta para evitar un impacto negativo en la cancha.

Jugadores con contrato

Bases: Nigel Williams-Goss
Escoltas: Donovan Mitchell y Miye Oni.
Aleros: Bojan Bogdanovic, Royce O’Neale y Georges Niang (no garantizado).
Ala-pivotes: Joe Ingles
Pivotes: Rudy Gobert, Ed Davis y Tony Bradley.

Agentes libres

Foto: Associated Press.

Mike Conley: El base tendrá una opción de jugador tazada en 34.5 millones de dólares, la cual probablemente utilice. El ex Memphis estuvo lejos de mostrar el nivel que alguna vez tuvo en su anterior equipo, pero mostró una gran mejora en la burbuja con 19,8 puntos, 5,2 asistencias y 1,6 robos en los Playoffs.

Jordan Clarkson: El ex Lakers dio un salto de calidad desde su llegada al Jazz y se volvió el jugador más importante para el equipo desde el banco. Promedió 15,6 puntos con un 36,6% de efectividad desde lejos, siendo el tirador principal de Utah ante la baja de Bogdanovic para la burbuja como la falta de tiro de Ingles. La franquicia buscará retenerlo, aunque varias organizaciones están interesadas en hacerse con sus servicios.

Emmanuel Mudiay: El base manifestó públicamente que estaría encantado de seguir en Utah porque jamás se imaginó en una situación así, pero se sintió cómodo. El armador promedió 7,3 puntos, 2,3 rebotes, 2,1 asistencias y 0,4 robos en 15,3 minutos durante la fase regular 2019-20.

Juwan Morgan: Será agente restringido. El ala-pivote jugó 21 partidos de la fase regular, mientras que participó de los siete juegos en la serie ante Denver Nuggets, dos de ellos como titular. Promedió 1,4 puntos, 3,0 rebotes, 0,7 asistencias y 0,3 robos en 12,3 minutos durante la postemporada. Es una buena opción como tercer ala-pivote.

Rayjon Tucker: Agente restringido. El alero jugó poco, tanto en los 20 partidos de fase regular como en cinco de los siete partidos de los Playoffs. Le fue bien en la G-League: 23,3 puntos, 4,8 rebotes, 2,5 asistencias y 0,9 robos en 33,4 minutos.

Jarrell Brantley: Agente restringido. Disputó nueve partidos de la fase regular y dos de los Playoffs. El ala-pivote de 24 años descolló en la G-League: 18,4 puntos (51% en tiros de campo; 33% en triples), 7,6 rebotes, 3,7 asistencias, 1,4 robos y 0,5 tapas en 32,5 minutos.

Justin Wright-Foreman: Sólo disputó cuatro partidos de la fase regular. El base de casi 23 años (cumplirá el 27 de octubre). Promedió 17,3 puntos con un 40,3% de efectividad en triples en la G-League.

Draft 2020

Foto: AP.

Utah sólo tendrá la 23° elección del próximo Draft, ya que traspasó su segunda ronda a Cleveland Cavaliers en noviembre del 2018, cuando obtuvo a Kyle Korver. Ese pick fue enviado a Detroit en la noche del Draft 2019, luego pasó a manos de Dallas en julio del año pasado y finalmente acabó en Golden State, cuando la organización californiana dejó ir a Cauley-Stein a Texas el pasado 5 de enero del 2020.

La necesidad principal de Utah pasa por encontrar a un base que pueda actuar como suplente de Conley y que se perfile a tomar su lugar una vez que deje la franquicia (tras la temporada o en el futuro). Ante el posicionamiento bajo en la primera ronda, la gran incógnita y apuesta parece ser el italiano Nico Mannion, de reciente paso por la Universidad de Arizona.

El perimetral promedió 14,0 puntos (33% en triples), 5,3 asistencias y 2,5 rebotes, lo que le permitió integrar el segundo quinteto ideal de la Conferencia Pac 12. Mannion es un base ‘puro’, interesante en la distribución del balón como en el trabajo defensivo. Podría formar interesantes duplas ofensivas con Donovan Mitchell para su anotación, como junto a Rudy Gobert para los pick-and-roll.

No obstante, tampoco es un proyecto que llame la atención por su falta de capacidad atlética, como su corta envergadura. Esto le juega en contra a la hora de la captura de los rebotes, como de los cambios defensivos, ya que no logra complicarles los tiros a jugadores más altos.

Necesidades

Los contratos de Mitchell y Gobert finalizarán tras la temporada 2020-21. El escolta será agente restringido, mientras que el francés será agente libre. Por estos dos motivos, todo indica que Utah no hará grandes movimientos.

Mike Conley ejecutará su opción de jugador, el quinteto inicial continuará siendo el mismo, mientras que la urgencia pasará por retener a Jordan Clarkson con un contrato menor. El ex Lakers podrá cobrar un máximo de siete millones de dólares contra los doce de la pasada campaña, por lo que su futuro es incierto.

Si Clarkson decide partir, la franquicia deberá ir en busca de un anotador para la segunda unidad y el jugador ideal para esa posición es un viejo conocido: Trey Burke. El electo en el Draft 2013 tuvo un gran paso por Dallas Mavericks en la burbuja, con 12,3 puntos y un 47,1% de efectividad en la serie ante Los Ángeles Clippers tras promedios similares en los ocho partidos de reclasificación.

El resto del plantel continuará de la misma manera. La elección en el Draft no deberá influir en la renovación de Mudiay, mientras que la franquicia deberá garantizar el contrato de Niang como retener a los restringidos Tucker y Morgan.

El gran punto pasará por analizar las posibles renovaciones de Mitchell y Gobert, como buscar un traspaso en el caso que alguno -o ambos- considere irse de Salt Lake.