La franquicia texana tuvo uno de los golpes más duros de su historia en la temporada 2019-20. Luego de 22 años con apariciones consecutivas en los Playoffs, San Antonio no pudo acceder a la postemporada al quedar muy cerca de tomar el octavo puesto que fue para Portland.

La eliminación tempranera de la franquicia texana se dio por la falta de constancia a la hora de los rendimientos. El equipo de Gregg Popovich supo apabullar a Milwaukee en su casa, como vencer a equipos duros como Houston, Los Ángeles Clippers, Toronto y Miami. Pero, también tuvo derrotas muy dolorosas ante rivales menores como Washington, Cleveland, Detroit y Atlanta, lo que en definitiva generó que el cúmulo de resultados acabe con un saldo negativo de 32-39.

El punto positivo del ingreso a la burbuja fue que Popovich pudo continuar desarrollando a la base juvenil, algo que es vital en un mercado tan chico como el de San Antonio. La chance se vio aprovechada por los ya probados Murray, White, Walker IV, mientras que hubo sólidas apariciones de Keldon Johnson, Drew Eubanks y Chimezie Metu.

De esta manera, el objetivo para la 2020-21 será continuar dándole rodaje a este equipo e intentar sumar veteranos que permitan la vuelta a la postemporada.

Jugadores con contrato

Foto: Spurs.com

Bases: Dejounte Murray, Derrick White y Patty Mills.
Escoltas: Lonnie Walker IV.
Aleros: Rudy Gay y Keldon Johnson.
Ala-pivotes: LaMarcus Aldridge, Trey Lyles y Luka Samanic.
Pivotes: Chimezie Metu.

Agentes libres

Foto: Getty Images.

DeMar DeRozan: El ex jugador de los Raptors tendrá una opción de jugador de 27.8 millones de dólares que probablemente utilice para la 2020-21. DeRozan fue el mejor de San Antonio en la última campaña con 22,1 puntos, 5,6 asistencias, 5,5 rebotes y 1,0 robos en la 2019-20.

Jakob Poeltl: Agente restringido. El austríaco bajó su nivel en la 2019-20, aunque fue una opción sólida -quizá la única constante- en el juego interior de los Spurs. El interior europeo promedió 5,6 puntos, 5,7 rebotes y 1,4 tapas en 16 minutos por encuentro.

Drew Eubanks: Fue un buen interior para los Spurs en la burbuja, sobre todo en los últimos siete partidos. Registró dos juegos con un mínimo de 10 rebotes y uno con 12 puntos. Puede ser una buena opción para el banco; será un agente restringido fácil de mantener.

Quinndary Weatherspoon: Poca participación en el primer equipo para el alero con dotes defensivos. La G-League lo vio como autor de 14,8 puntos, 5,2 asistencias, 3,8 rebotes, 1,1 robos y 0,3 tapas. Al igual que Eubanks, agente restringido y fácil de mantener.

Bryn Forbes: El escolta de 27 años finalizó su contrato de cuatro años y será agente libre. Fue del gusto de Popovich por su buen tiro exterior, aunque deja muchísimo que desear en el resto de los rubros, sobre todo en el costado defensivo. Promedió 11,0 puntos en la 2019-20.

Marco Belinelli: Al igual que Forbes, es un buen tirador pero de poco aporte en el costado defensivo. Promedió 6,3 puntos en 15 minutos por encuentro.

Tyler Zeller: Jugó dos partidos en la burbuja. Su futuro no estará en San Antonio.

Draft 2020

Todo mercado chico necesita una buena elección en el Draft para empezar a tomar notoriedad. A diferencia de otros años, San Antonio estará dentro del Top 12 al elegir 11 en la noche del miércoles 18 de noviembre.

La presencia de Murray, White, Mills y Walker IV invita a pensar que San Antonio no irá por un guard. El hecho que DeRozan, Aldridge, Gay y Lyles vayan afrontar el último año de sus respectivos contractos, confirma que San Antonio irá por un alero o un ala-pivote.

Comprendiendo que San Antonio ya tiene a tres jugadores para el futuro en Johnson, Metu y Samanic -a los cuales les deberá dar rodaje en la próxima campaña-, todo se resume a encontrar un alero capaz de aportar 3&D o un interior con un buen juego en ambos lados de la cancha.

Así, la opción que más sobresale es Devin Vasell, sobre todo si se considera que Isaac Okoro, Onyeka Okongwu y Precious Achiuwa caerán dentro del Top 10. Vasell es un escolta que bien se puede desempeñar de alero (lo que hizo Walker IV en la 2019-20), promedió un 42% de efectividad en triples y se mostró como uno de los defensores capaces de emparejarse con perimetrales como ala-pivotes.

A partir de su buen trabajo en ambos lados de la cancha, será una buena opción para el equipo de Gregg Popovich, que apuesta constantemente al goleo de media distancia y que empezó a sentir la falta de goleo exterior.

En tanto, San Antonio tendrá una 40° posición sobre la cual analiza sus chances. ¿Será el lugar para el argentino Leandro Bolmaro?

Necesidades

Foto: AP.

La agencia libre 2020 de los Spurs girará en torno a lo que suceda con DeMar DeRozan. Lo más probable es que el alero acepte su opción de jugador porque no tendrá grandes chances de sumarse a un equipo que compita por el anillo.

Una vez que se confirme su continuidad, San Antonio deberá seguir trabajando sobre su base juvenil. El tridente de Murray-White-Walker IV probablemente continúe marcando los primeros tres puestos del quinteto inicial que acompañará al par DeRozan-Aldridge, mientras que el de Johnson-Samanic-Metu complementará a Gay y Mills en la segunda unidad.

Todo pasará por retener a buenas opciones para el banco y analizar el arribo de un buen interior ante la inminente partida de Aldridge. Un pivote defensivo como Myles Turner (Indiana Pacers) puede parecer la mejor opción, aunque la franquicia deberá a considerar a otros como Jarrett Allen (Brooklyn Nets).

De esta manera, el plantel se completará con las probables renovaciones de Belinelli, Forbes, Weatherspoon y Eubanks.