Anuncios

La franquicia de los Denver Nuggets estaba transitando un camino similar a la temporada anterior, cuando surgió el parate por el coronavirus. La vuelta a la actividad significó un gran desafío para el elenco de Michael Malone, debido a los inconvenientes físicos. Will Barton no llegó a jugar en la burbuja de World Disney Resort por una lesión en la rodilla derecha. Asimismo, Gary Harris se demoró en regresar a raíz de los problemas en la cadera.

No obstante, el conjunto de Colorado fue superando cada obstáculo en el afán de llamar nuevamente la atención de los seguidores de la liga. En el reinicio se mantuvo en el tercer puesto del Oeste, cosechando un récord de 46 triunfos y 27 derrotas.

El arranque de los Playoffs no le resultó nada cómodo, ya que empezó 3-1 abajo ante Utah. Sin embargo, las piezas comenzaron a encajar, Gary Harris pudo reincorporarse al plantel y las producciones mejoraron para dar vuelta la historia. La historia se repitió ante uno de los candidatos a ganar el título en 2020, los Clippers. La franquicia angelina demostraba superioridad en cuanto a rendimiento, hasta que los Nuggets respondieron a partir del quinto juego y dejaron a los californianos con las ganas en el séptimo partido.

Con ambas hazañas, los Nuggets se convirtieron en el primer equipo en la historia de la NBA en remontar dos series consecutivas de postemporada tras comenzar en desventaja (1-3). Esa motivación buscaron utilizarla en el cruce con los Lakers por un lugar en las Finales. Sin embargo, los dirigidos por Frank Vogel dieron especialmente un golpe letal en el segundo encuentro mediante un triple agónico de Anthony Davis. Así, se encaminaron hacia a un 4-1 y el campeonato de Conferencia (antes de salir campeón de la temporada).

De todos modos, no hay reproches sobre el trayecto que exploró la franquicia de Colorado en la campaña 2019-20. En los últimos dos años se consolidó dentro de la lista de equipos capacitados para pelear en lo más alto. Previamente al 2018, acumularon cinco años seguidos sin conseguir pasajes a Playoffs.

Jugadores con contrato en los Denver Nuggets

Foto: Getty Images.

Bases: Jamal Murray y Monte Morris.
Escoltas: Gary Harris.
Aleros: Will Barton, Keita Bates-Diop y Vlatko Cancar.
Ala-pivotes: Michael Porter Jr.
Pivotes: Nikola Jokic.

Agentes libres

Foto: Forbes.

Jerami Grant: El principal objetivo de la dirigencia, debido a que posee una opción de jugador para la campaña 2020-21 (equivalente a 9 millones de dólares). Sin embargo, existen muchas posibilidades de que el ala-pivote la rechace y se presente en el mercado de pases para aspirar a un contrato superior. Se sumó al plantel en el último torneo, como motivo del traspaso de Oklahoma con el fin de hacer espacio salarial en el elenco.

Paul Millsap: Finalizó el contrato que firmó en 2017, el cual costaba una suma de 90 millones de dólares en tres años. El interno ofreció ingredientes de veteranía y fortaleza física, fortaleciendo así el juego en la pintura junto con Nikola Jokic. Pero como cumplirá 36 años en febrero del 2021, el ala-pivote deberá estar dispuesto a cobrar una menor cantidad de dinero si quiere continuar en los Nuggets.

Mason Plumlee: Significó una buena opción para formar parte de la rotación, reemplazando a Nikola Jokic. El pivote suplente 7.2 puntos, 5.2 rebotes y 2.5 asistencias en 17.3 minutos por partido. No obstante, y al igual que Millsap, deberá aceptar menos dinero porque embolsó un total de 41 millones en los últimos tres años.

Torrey Craig: Se transformó en una pieza necesaria dentro de la rotación, como producto de su trabajo defensivo y acompañamiento en las transiciones ofensivas. El conjunto de Colorado acertó en incorporar a un jugador que mostró todas las ganas de obtener continuidad en la liga desde el 2017, cuando tenía 27 años.

Bol Bol: Acordó un contrato dual para la 2019-20, luego de haber sido elegido en el puesto 44 del Draft. El sudanés de 2,18 metros de altura sumó minutos de juego como consecuencia de las bajas en el equipo de Michael Malone. Afortunadamente, el hijo de Manute Bol dejó una buena impresión ocupando el puesto de alero titular en varios encuentros de la fase regular.

P.J. Dozier: Arrancó la temporada con un contrato dual, pero pasó a firmar otro regular por el resto del certamen. El perimetral estuvo a la altura de las circunstancias en el Complejo de ESPN, a raíz de su capacidad anotadora y buena efectividad triplera (34.7%).

Noah Vonleh: Arribó a principios del 2020, mediante el intercambio de cuatro bandas que involucró también a Minnesota, Houston y Atlanta. El ala-pivote tuvo poca participación en el equipo debido al buen desempeño de Jerami Grant y Paul Millsap.

Troy Daniels: Se sumó a los Nuggets durante el mercado de trapasos, después de haber sido cortado por los Lakers. El escolta quiso apuntar a ganarse un lugar en la rotación por medio de su precisión en tiros externos, pero contó con pocos minutos de juego.

Draft 2020

La franquicia posee el puesto 22 de la primera ronda, gracias a la selección que otorgó Houston en el mismo traspaso a cuatro bandas en el que llegó Noah Vonleh. No es un pick alto del Draft, pero no se puede dejar de lado el empeño de la dirigencia en aprovechar la oportunidad al máximo.

Foto: USA TODAY Sports.

En 2018 eligieron en la posición 14 a Michael Porter Jr, uno de los jugadores más destacados del plantel durante la 2019-20, incluido el reinicio en la burbuja de Orlando.

Necesidades

Foto: Getty Images.

En la venidera temporada comenzará la millonaria extensión de contrato de Jamal Murray (29.2 millones de dólares), el cual se juntará con los de Nikola Jokic (28.5) y Gary Harris (19.1). Quizás, el escolta pueda convertirse en una opción de cambio para Denver en la agencia libre. A pesar de una buena actuación en el reinicio, padeció la inconsistencia en cuanto a las anotaciones.

Los Nuggets necesitarán hacer un poco de espacio salarial en el plantel, debido a una potencial reducción generada por la pandemia y el conflicto con China. Encima, deberán esforzarse al máximo con el fin de sostener la base de jugadores de la campaña pasada. Especialmente a Jerami Grant y Paul Millsap, aunque por una suma de dinero menor a la que venían recibiendo.

Será un complicado mercado de pases para los de Colorado, ya que Grant apuesta a embolsar más millones y no habrá muchas opciones para la franquicia. Deberá apuntar a jugadores que acepten cobrar el mínimo y ayuden a fortificar la rotación de un conjunto que aspira a dar un paso más hacia adelante. Principalmente, veteranos que presenten un vasto historial en la competencia por integrar equipos que hayan luchado por los primeros planos.