Anuncios

Jugadores con contrato en los Boston Celtics

Foto: USA Today.

Bases: Kemba Walker y Carsen Edwards.
Escoltas: Marcus Smart.
Aleros: Jaylen Brown y Romeo Langford.
Ala-pivotes: Jayson Tatum, Grant Williams y Semi Ojeleye.
Pivotes: Daniel Theis, Vincent Poirier y Robert Williams.

Agentes libres

Gordon Hayward: El ex jugador del Utah Jazz tiene una opción de jugador de 34.1 millones de dólares que posiblemente acepte. Tuvo su mejor año desde su arribo en 2017, pero las lesiones lo volvieron a privar de tener la continuidad deseada. Se perdió gran parte de la actividad en la burbuja, como apenas pudo aparecer en la serie ante el Miami Heat.

Enes Kanter: Tiene una opción de jugador por cinco millones de dólares. El turco tuvo poco rodaje en los Playoffs, aunque cumplió cada vez que ingresó a la cancha. Promedió 8,1 puntos y 7,4 rebotes en 16,9 minutos por partido.

Semi Ojeleye: El ala-pivote defensivo tiene una opción de franquicia por 1.7 millones de dólares. Ojeleye no terminó de convencer en sus apariciones desde el banco, pero la organización probablemente lo retenga ante la falta de espacio salarial.

Brad Wanamaker: El base de 31 años fue el suplente con mayor continuidad en la rotación de Brad Stevens. Estuvo lejos de destacarse en ataque (6,9 puntos, 2,5 asistencias, 2,0 rebotes y 0,9 robos), pero se mostró como un buen y barato complemento para el juego ofensivo de Kemba Walker por su aporte en defensa. Será agente restringido.

Tremont Waters: No se destacó en la NBA, pero fue electo como el novato del año en la G-League. El jugador de los Red Maine Claws promedió 18,0 puntos, 7,3 asistencias (6° en la liga), 3,2 rebotes y 1,8 robos (14°) en 36 partidos. Waters merece un lugar en los Celtics, al menos como tercer base del equipo.

Tacko Fall: El simpático interno de 2,26 mts se destacó en la G-League con 12,9 puntos, 11,1 rebotes (6° en la liga) y 2,9 bloqueos (3° en la liga) en 23,3 minutos. La gracia y los memes no deben engañar: Fall es un buen pivote que podría volverse un sólido jugador de rol si es tratado como se debe.

Draft 2020

Foto: USA Today Sports.

Elecciones: 14°, 26°, 30° y 47°.

El traspaso de Paul Pierce, Kevin Garnett y Jason Terry a cambio de los picks de los Brooklyn Nets fue histórico para los Celtics. A partir del mismo, la franquicia pudo elegir a Jaylen Brown como Jayson Tatum, mientras que desde el 2014 siempre tuvo un mínimo de dos elecciones en la primera ronda, siendo el 2017 el único año en el que esto no ocurrió.

De cara a este 2020, Boston volverá a tener más de una elección en la primera ronda (de hecho, tendrá tres) ya que contará con las elecciones que originalmente eran de Memphis Grizzlies (14°), y Milwaukee Bucks (30°), además de la suya (26°). Tras este Draft, la organización no volverá a tener dos picks, a menos que vuelva a lograr ese traspaso.

Entendiendo que la organización quiere pelear por su 18° anillo y evitar que Los Ángeles Lakers le saque el lugar de más ganador de la historia de la NBA, existe una clara posibilidad que Boston se deshaga de alguna de esas cuatro elecciones.

Algunos rumores indicaron que la organización tiene en la mira a Myles Turner, pivote de Indiana Pacers. Los Celtics tendrían una chance real de traspaso en el caso de deshacerse de Gordon Hayward y de al menos una de las elecciones. Los Pacers enviarían al interno junto a algún jugador que equipare los números salariales (por ejemplo, Doug McDermott).

A la par, puede suceder que envíe alguna de estas elecciones a otra franquicia para volver a tener dos en el futuro.

Por el lado de jugadores a elegir, la gran obsesión de la franquicia es Jalen Smith. El ala-pivote de la Universidad de Maryland se mostró como uno de los mejores interiores defensivos de la NCAA al promediar 15,5 puntos, 10,5 rebotes y 2,4 tapas. El jugador integró el quinteto ideal de novatos de la Conferencia Big Ten en la 2018-19, mientras que en la 2019-20 integró el quinteto ideal y el quinteto ideal defensivo.

Como si esto fuese poco, Smith tiene un sólido, aunque mejorable, tiro exterior. Acertó el 37% de sus chances en la última campaña, con un promedio de 2,8 tiros por partido. Así, puede ser el pivote que Boston tanto necesita para la rotación, sobre todo considerando que Daniel Theis (de gran 2019-20) será agente libre en 2021.

La gran duda pasará por si lo logra traspasar a la NBA. Smith carece de potencia física, mientras que la última temporada de la NCAA no mostró a internos capaces de anotar desde lejos, como si lo pueden hacer Brook López, Joel Embiid o Serge Ibaka, entre otros.

De esta manera, el camino podría ser: traspasar el 16° junto a Gordon Hayward por Myles Turner; elegir a Jalen Smith con el 26°; traspasar el 30° por una primera ronda de otro Draft (2021, quizás).

Las necesidades de los Celtics

Foto: Getty Images.

Boston accedió a sus terceras finales de conferencia en cuatro años en la 2019-2020, pero volvió a quedar en la puerta de la gran definición, esta vez por un 4-2 a manos de Miami Heat. El equipo de Brad Stevens recuperó la memoria de su viejo estilo de juego tras la partida de Kyrie Irving, aunque no terminó de demostrar lo suficiente para merecer un lugar en las finales.

La clave para evolucionar es Gordon Hayward. La falta de constancia del ex Utah Jazz exigió un mayor esfuerzo del quinteto inicial, mientras que su impacto salarial (30.7 millones para la 2020-21) es realmente un dolor de cabeza. Así, Boston puede tomar dos caminos.

El primero es el más difícil para la franquicia: esperar. El contrato de Hayward finalizará, por lo que bien podría volver a apostar por este equipo, darle rodaje a sus jóvenes en la fase regular, y deshacerse de Kanter (que jugó poco) junto a algún pick para poder conseguir veteranos para la rotación. Los ingresantes no tendrán nombres llamativos –menos en una agencia que cuenta con pocos nombres destacados-, pero alivianarán la carga de la base de los Celtics.

El segundo camino es, como se propuso anteriormente, traspasar a Hayward junto a algún pick para poder competir ahora. Un jugador como Myles Turner podría ayudar para saldar la falta de juego interior, mientras que Daniel Theis y Doug McDermott podrían ser parte de la rotación junto a un buen armador que podría llegar a cambio de Kanter. ¿El problema? Turner quitará espacio salarial para ir por una estrella en la agencia 2021.

De esta manera, todo pasará por las manos del mago Danny Ainge. El presidente de operaciones deberá analizar qué camino prefiere actuar en base a ello. A Boston no le alcanzará para ser candidato por la falta de rotación, pero bien podría encontrar algún traspaso o joven en el Draft que cambie esta situación.