Anuncios

Los Atlanta Hawks aspiran a volver a los Playoffs en la temporada 2020-2021. Los de Georgia deben sumar veteranos para lograrlo.

El análisis de la situación de los Atlanta Hawks dejó mucha tela para cortar. El equipo de Lloyd Pierce ya tiene una base juvenil en Young, Huerter, Reddish, Hunter, Collins y Capela. Así, la organización deberá buscar piezas para complementar a los cimientos y poder meterse en la lucha por acceder a los Playoffs.

Los Hawks llevan tres temporadas entre los últimos cinco puestos del este, mientras que su última aparición en postemporada fue en 2017. Allí fueron marginados en la primera ronda por los Washington Wizards (4-2), lejos del punto más alto en Atlanta, que fue acceder a unas finales de conferencia en 2015 (0-4 ante Cleveland Cavaliers.

De esta manera, los cinco movimientos  serían los que la franquicia debería hacer con la mirada fija en volver a los Playoffs.

La situación de los Atlanta Hawks

Estos serán los nuevos uniformes de los Atlanta Hawks para la temporada 2020-2021. Foto: Twitter.

Bases: Trae Young y Brandon Goodwin.
Escoltas: Kevin Huerter.
Aleros: De’Andre Hunter y Cam Reddish.
Ala-pivotes: John Collins.
Pivotes: Clint Capela, Dewayne Dedmon y Bruno Fernando.

Agentes libres: Jeff Teague, Treveon Graham y Charlie Brown. Vince Carter se retiró.
Agentes restringidos: De’Andre Bembry, Skal Labissiere y Damian Jones.
Draft 2020: 6° y 50° elección.

Los movimientos

1-Retener a Jeff Teague

Teague volvió a los Hawks en enero, después de pasar casi cuatro años fuera de la franquicia. Foto: Getty Images.

Teague volvió a los Hawks en enero, gracias al traspaso del contrato expiring de Allen Crabbe a los Timberwolves. El base, que fue vital en el acceso a las finales de conferencia del 2015, retornó a Atlanta tras pasar casi cuatro años en otras franquicias: un año en Indiana Pacers; dos y medio en Minnesota.

El veterano de 32 años no es aquel conductor destacado que brilló a comienzos de la década pasada, pero es una buena opción para rotar con la gran promesa de la franquicia, Trae Young. A lo largo de los 25 partidos disputados con los Hawks en la 2019-20, promedió: 7,7 puntos, 4,0 asistencias, 2,2 rebotes y 0,8 robos en 20,2 minutos. De esta manera, puede ser el veterano que lidere a la segunda unidad junto a Dewayne Dedmon.

2-Fichar a un veterano 3&D

Caldwell-Pope, campeón con los Lakers, podría volver a su Georgia natal. Foto: Getty Images.

Un 3&D es un jugador que se destaca tanto en el triple como en la defensa. Atlanta careció de trabajo defensivo en el perímetro durante la 2019-20, por lo que la llegada de un veterano será un complemento ideal para el cuarteto Young, Huerter, Reddish y Hunter.

El jugador pretendido por la franquicia es Kentavious Caldwell-Pope. El escolta, que se desempeñó de alero en la última temporada, salió campeón con Los Ángeles Lakers y será agente libre. La organización californiana apunta a retenerlo tras su gran desempeño tanto en la burbuja en general, como en las finales 2020, aunque KCP podría inclinarse por volver a su estado natal, Georgia. Esto ilusiona a los Hawks para incorporar al jugador ideal para la posición.

Otras opciones, aunque difíciles, son: Justin Holiday (Indiana Pacers); Avery Bradley (Los Ángeles Lakers); Marcus Morris (Los Ángeles Clippers). Sino podrán retener a DeAndre Bembry, que no es un tirador (23,1% en la 2019-20 con 0,3 intentos por partido), aunque fue el mejor defensor de la segunda unidad de Atlanta en la temporada pasada.

3-Elegir a Obi Toppin en el Draft 2020

Toppin viene de recibir varios galardones en la NCAA. Foto: Getty Images.

Las primeras cinco posiciones del Draft 2020 parecen ser una incógnita. Tanto Timberwolves (que elegirán primeros) como Warriors (seleccionarán segundos) consideran mover sus picks para poder competir por el anillo en la temporada 2020-21.

Las decisiones de ambos influirán en el ordenamiento como en las elecciones, aunque parece extraño no imaginar un Top 4 con Anthony Edwards, LaMelo Ball, James Wiseman y Killian Hayes. Si Cleveland se mantiene en el quinto lugar, es muy posible que elija al israelí Deni Avdija.

De esta manera, la mejor opción para Atlanta en la sexta posición es Obi Toppin, un ala-pivote que tuvo un excelente tiro exterior en la última temporada de la NCAA. El ex Universidad de Dayton mantuvo medias de 20,0 puntos (63,3% de campo y 37,5% en triples) y 7,5 rebotes en la última temporada. Así fue electo como: MVP de la conferencia Atlantic 10; integrante del quinteto ideal All-American; Karl Malone Award al ser el mejor ala-pivote de la NCAA; y Naismith College Player of the Year, entre otras distinciones individuales.

Toppin llegaría a Atlanta para ser el suplente principal de Collins, mientras que sería el complemento ideal para Dewayne Dedmon en la segunda unidad. A su vez, el rookie no tendría la obligación de ser titular desde el arranque, estaría rodeado por veteranos y tendría la chance de poder hacer una transición tranquila del salto NCAA-NBA.

4-Retener a DeAndre Bembry

Si bien ya se habló de esto en el arribo de un 3&D, es importante que Atlanta mantenga a Bembry. En el caso que llegase un veterano con nivel 3&D, es una buena opción para tener como 11° jugador de la rotación como potencial rueda de auxilio en el caso de alguna lesión. De no ocurrir, merece un lugar como suplente principal.

Bembry lideró el equipo en robos (1,3 por partido), mientras que fue por escándalo el mejor en el rubro cada 36 minutos (2,2). Además, fue el segundo mejor jugador en el defensive rating con un total de 111 puntos permitidos cada 100 posesiones, y lideró el equipo en defensive box plus-minus (DBPM) con una valoración de +1,1, siendo así el único por encima de 1,0 como uno de los tres con un aspecto positivo en el rubro.

5-Retener a Treveon Graham (por el mínimo)

Graham llegó a Atlanta junto a Teague desde Minnesota en enero del 2020. Foto: Getty Images.

Los Hawks bien podrían tener un perímetro titular con Young, Huerter y Hunter; una segunda unidad en Teague, Caldwell-Pope y Redish; y ruedas de auxilio en Goodwin, Graham y Bembry.

Graham no fue un jugador vital dentro de la rotación tras su arribo desde Minnesota, aunque se mostró como una buena opción para la anotación. El ex Timberwolves mantuvo una media de 3,3 puntos en 12,1 minutos, mientras que elevó su media a cinco unidades en nueve de las 22 apariciones que registró. No fue un tirador destacado, aunque es una buena tercera opción con 37,3% de campo y 35,1% en triples.

Cómo quedaría el plantel de los Atlanta Hawks

Bases: Trae Young, Jeff Teague y Brandon Goodwin.
Escoltas: Kevin Huerter, Kentavious Caldwell-Pope y Treveon Graham.
Aleros: De’Andre Hunter, Cam Redish y De’Andre Bembry.
Ala-pivotes: John Collins y Obi Toppin.
Pivotes: Clint Capela, Dewayne Dedmon y Bruno Fernando.