Los Boston Celtics volvieron a estar entre los mejores en la última temporada de la NBA. Los máximos campeones buscarán potenciar su plantel en la agencia libre para poder acabar con una sequía de 12 años.

Situación del plantel de los Boston Celtics

Marcus Smart es el complemento ideal para Kemba Walker. Foto: AP Photo.

Bases: Kemba Walker y Carsen Edwards.
Escoltas: Marcus Smart y Romeo Langford.
Aleros: Jaylen Brown, Gordon Hayward (opción de jugador de 34.1 millones de dólares) y Javonte Green (contrato no garantizado).
Ala-pivotes: Jayson Tatum, Grant Williams y Semi Ojeleye (opción de equipo de 1.7 millones de dólares).
Pivotes: Daniel Theis (contrato no garantizado), Enes Kanter (opción de equipo de 5 millones de dólares), Vincent Poirier y Robert Williams.

Agentes restringidos: Brad Wanamaker, Tremont Waters y Tacko Fall.
Draft 2020: elecciones en 14°, 26°, 30° y 47° puesto.

Los movimientos

1-Traspasar a Gordon Hayward por Myles Turner

Foto: Getty Images.

Hubo rumores poco verídicos de una posible llegada de Rudy Gobert. Obviamente, si el francés está disponible, es la mejor opción para el puesto, sobre todo si el movimiento genera la partida de Hayward. Gobert está en la discusión por el mejor pivote de la liga, mientras que ganó dos premios al mejor jugador defensivo en 2017-18 y 2018-19. No obstante, sería raro que Utah se deshaga de él.

El nombre de Myles Turner sonó para una gran cantidad de franquicias. Su equipo, Indiana Pacers, está evaluando la posibilidad de dejar ir a uno de sus dos pivotes principales. Tras la gran campaña de Domantas Sabonis, el ex Universidad de Texas es la opción más probable para partir, mientras que hay una gran cantidad de equipos interesados no sólo por su buen trabajo defensivo, sino también porque favorece el spacing con el triple.

El contrato de Hayward no es el más atractivo para Indiana, pero el alero nació allí e históricamente la franquicia siempre fue en busca de jugadores nativos. Jrue Holiday es el jugador más buscado por los Pacers a partir de la presencia de sus hermanos, pero Hayward sería una buena opción para el puesto de alero, posicionando a Warren como ala-pivote y Sabonis como pivote.

Por el lado de Boston, la llegada de Turner sería un punto ideal para el quinteto inicial con Walker, Smart, Brown y Tatum. El equipo encontraría el balance que tanto quiere en ambos lados de la cancha, mientras que potenciaría su segunda unidad ya que pierde a Hayward, aunque añade a Theis como el ala-pivote suplente principal.

El movimiento posiblemente incluya a un segundo jugador de los Pacers ya que Hayward cobra 34 millones de dólares en la 2020-21, el doble que Turner (17.5M). Jeremy Lamb (10.5M) sería el acompañamiento ideal para los Celtics, aunque probablemente Indiana no lo deje ir por la posible partida de Víctor Oladipo. No obstante, Doug McDermott (7.3M) podría entrar en el cambio y aportaría buen goleo externo para la segunda unidad.

Probablemente este movimiento genere que Boston tenga que entregar al menos una de sus tres elecciones del Draft. No obstante, Turner llegaría con tres años de contrato, mientras que McDermott es expiring, por lo que habría que correr el riesgo.

2-Mantener a Daniel Theis

Daniel Theis fue un gran interno para los Boston Celtics.
Theis asumió el rol de interno titular de los Celtics y se destacó en la última temporada. Foto: Getty Images.

Un movimiento que prácticamente se hace sólo. Theis no tiene garantizados sus cinco millones de dólares, pero retenerlo debe ser una prioridad. Sobre todo si no llega un buen pivote interior como Myles Turner (Indiana Pacers), Steven Adams (Oklahoma City Thunder) o Jarrett Allen (Brooklyn Nets).

El rol del alemán creció notablemente en la temporada pasada tras la partida de Al Horford y hasta estuvo por encima de las expectativas. Promedió 9,2 puntos, 6,6 rebotes y 1,3 tapas en 24 minutos por partido durante la fase regular, mientras que fue un factor clave en la llegada a las finales de conferencia.

Theis es originalmente un ala-pivote, aunque un arribo de Turner podría ponerlo como el pivote suplente principal. Esto daría la posibilidad de tener a Vincent Poirier como tercera opción, mientras que renovar a Tacko Fall con un contrato two-way es una buena opción. Fall hizo una gran campaña en la G-League, con medias de 12,9 puntos, 11,1 rebotes y 2,9 bloqueos en 23,3 minutos.

3-Evaluar opciones para el puesto de base suplente

Brad Wanamaker es la prioridad de los Celtics, aunque también barajan otras opciones.
Wanamaker fue un buen base suplente, sobre todo en el costado defensivo. Foto: Getty Images.

Brad Wanamaker demostró ser una buena opción para la segunda línea de los Celtics. El base fue un buen complemento defensivo para la rotación con Kemba Walker. El perimetral promedió 6,9 puntos, 2,5 asistencias y 2,0 rebotes en 19,3 minutos durante la fase regular.

No obstante, sus números disminuyeron a la hora de los Playoffs: 4,9 puntos, 2,0 rebotes y 1,8 asistencias en 17,5 minutos. Por esto, no debería sorprender que la franquicia evalúe opciones para reemplazar a Wanamaker.

Rajon Rondo será el jugador más buscado por los Celtics, aunque es una opción difícil de conseguir. A los 34 años, el base demostró estar más vigente que nunca al ser una pieza clave en la obtención del 17° título de Los Ángeles Lakers. No brilló en la fase regular, aunque elevó su nivel en los Playoffs para promediar 8,8 puntos, 6,3 asistencias, 4,4 rebotes y 1,4 robos en 24,7 minutos.

Otra opción veterana y posible para el puesto es D.J. Augustin. El base quedó libre tras su cuarta temporada en el Orlando Magic, pero perdió su lugar en el quinteto inicial de la franquicia ante la llegada como apuesta por Markelle Fultz. Pese a disputar casi cuatro minutos menos que en la temporada 2018-19, el ex Charlotte mantuvo buenos números de 10,5 puntos, 4,6 asistencias, 2,1 rebotes y 0,5 robos en 24,9 minutos.

4-Retener a Tremont Waters

Tremont Waters fue uno de los mejores jugadores que tuvo la G-League en la 2019-2020.
Waters integró el segundo quinteto ideal de la G-League. Foto: Getty Images.

No será el movimiento más importante de los Celtics en la agencia libre, pero la franquicia deberá retener a un base que se destacó en la G-League. El base no aprovechó sus once partidos en su año rookie, pero hizo lo suficiente para ser electo como el novato del año al promediar 18,0 puntos, 7,2 asistencias, 3,2 rebotes y 1,9 robos en 33,6 minutos por partido.

Su continuidad podría darse a través de un contrato two-way, que le permita continuar sumando minutos en la G-League.

5-Draft 2020: las mejores opciones para los Boston Celtics

El traspaso por Myles Turner puede llegar a modificar la situación de los Celtics de cara al Draft 2020. No obstante, el movimiento no debería incluir la 14° elección, considerando que Hayward tiene un contrato expiring que ayudará a los Pacers a la larga. Lo lógico sería que el movimiento genere la partida del 26° puesto, dejándole a los Celtics dos picks de primera ronda (14° y 30°), además de la segunda ronda.

Si ese traspaso no se da, lo lógico es que Boston vaya a la carga por un buen defensor interior. El nombre apropiado para esa 14° elección sería Jalen Smith. El ex Universidad de Maryland pasó dos años en la NCAA y viene de una gran 2019-20, en la que promedió 15,5 puntos, 10,5 rebotes y 2,4 tapas, además de un 37,8% en triples con 2,8 intentos por partido. Smith fue electo para el quinteto ideal y el quinteto ideal defensivo de su conferencia (Big Ten).

Si Turner llega a la franquicia, Boston tendrá una segunda unidad con dos buenos interiores (Williams y Theis), un conductor con buen trabajo defensivo (Wanamaker) y un catch-and-shooter (McDermott). Así, el punto será encontrar un escolta que le dé balance a las deficiencias de cada uno de los perimetrales, por lo que el jugador a elegir es Tyrese Maxey.

Maxey podría no estar entre las posibilidades de los Celtics a la hora de elegir en el 14° puesto, pero es la mejor opción por presentar un estilo de juego similar al de un ex Celtics, Avery Bradley. El ex Universidad de Kentucky mide 1,90 mts, es un defensor perimetral con cualidades físicas para emparejarse con perimetrales rivales y es un buen jugador para encarar al aro, aunque abusa de su flotadora.

Al igual que Smart en su arribo a la NBA, Maxey llega como un buen defensor, aunque tiene que mejorar como triplero (29%). No obstante, a partir de la conducción de Wanamaker, como de la presencia de McDermott, no será la opción principal de la segunda unidad para estas acciones. Esto le dará tiempo de desarrollarse en el rubro.

Si Maxey no está disponible, Josh Green es el mejor jugador para elegir para el puesto de escolta. El ex Universidad de Arizona se muestra como un buen jugador two-way por su capacidad para anotar como catch-and-shooter, además de su trabajo defensivo. Tiene una buena lectura del juego, aunque no parece tener la chance de ser un jugador polivalente en ataque. Sin embargo, tiene lo necesario para potenciar a la segunda unidad de los Celtics desde su arribo.

Así quedaron los Boston Celtics

Bases: Kemba Walker, Brad Wanamaker, Carsen Edwards y Tremont Waters (two-way).
Escoltas: Marcus Smart, Tyrese Maxey y Romeo Langford.
Aleros: Jaylen Brown, Doug McDermott y JaVonte Green.
Ala-pivotes: Jayson Tatum, Grant Williams y Robert Williams.
Pivotes: Myles Turner, Daniel Theis, Vincent Poirier y Tacko Fall (two-way).