Jugadores con contrato

Foto: USA TODAY Sports.

Bases: Ricky Rubio, Ty Jerome, Jalen Lecque y Elie Okobo.
Escoltas: Devin Booker.
Aleros: Kelly Oubre y Mikal Bridges.
Ala-pivotes: Cameron Johnson.
Pivotes: DeAndre Ayton

Agentes libres

Phoenix no debe tocar a los aleros Oubre y Bridges. Foto: Diario Marca.

Frank Kaminsky: El ex Charlotte tiene una opción de equipo tazada en 4.7 millones de dólares, que la franquicia debería aceptar. Si bien se perdió gran parte de la campaña a raíz de una fractura en la rótula de la rodilla derecha, promedió 9,7 puntos (45% de campo; 33% en triples), 4,5 rebotes, 1,9 asistencias, 0,4 tapas y 0,3 robos en 19,9 minutos.

Chieck Diallo: Tiene una opción de equipo tazada en 1.9 millones de dólares. Tuvo rodaje en la campaña pasada con 4,2 puntos, 2,8 rebotes y 0,3 tapas en 10,2 minutos por partido. Es una opción barata para el juego interior.

Cameron Payne: El escolta tiene una opción de 1.9 millones de dólares para la próxima campaña, la cual Phoenix debería utilizar. El perimetral finalizó con 10,9 puntos (48% de campo; 51% en triples), 3,9 rebotes y 3,0 asistencias en la burbuja. Tuvo cinco de los ocho partidos con doble dígito y en tres ocasiones estuvo en los 14 tantos por juego.

Darío Saric: El croata será agente restringido. Se esperaba que se vuelva el ala-pivote titular después de su arribo desde Philadelphia. Promedió 10,7 puntos, 6,2 rebotes, 1,9 asistencias, 0,6 robos y 0,2 tapas en 24,7 minutos.

Aron Baynes: El pivote australiano le sacó muchísimo jugo a su arribo a Phoenix. Promedió 11,5 puntos, 5,6 rebotes, 1,6 asistencias, 0,5 tapas y 0,2 robos en 22,2 minutos por partido, sus mejores números desde su arribo en 2012.

Jevon Carter: Tiene una oferta calificada (1.9M). El base registró 4,9 puntos, 2,0 rebotes, 1,4 asistencias, 0,8 robos y 0,3 tapas.

Tariq Owens: No tuvo rodaje en la campaña, apenas jugó tres partidos. En la G-League promedió 10,4 puntos, 6,9 rebotes, 1,4 asistencias, 1,3 tapas y 0,3 robos en 24,3 minutos por partido.

Draft 2020

Foto: The Arizona Republic.

Uno de los principales déficit de los Suns durante la fase regular y fuera de la burbuja fue la falta de nivel por parte de la segunda unidad. Phoenix no encontró respuestas perimetrales por fuera de Rubio y Booker hasta que se dio el arribo de Cameron Payne. También tuvo que lidiar con la baja de Kaminsky, el nivel menor de Saric, como la ausencia de Baynes.

Si la franquicia logra retener a Payne, Kaminsky, Saric y Baynes, la necesidad pasará por conseguir un buen base que sepa darle un respiro a Rubio sin perder el nivel de distribución del balón. La organización elegirá décima, por lo que probablemente no tenga la chance de seleccionar a dos de los mejores bases del Draft 2020 (LaMelo Ball y Killian Hayes), mientras que probablemente tampoco tenga la oportunidad de quedarse con Tyrese Haliburton.

Phoenix tendrá dos opciones muy diferentes entre RJ Hampton y Cole Anthony para usar su décima elección. Por un lado está Hampton, que se perfilaba a ser un Top 5 en el Draft hasta que decidió no ir al básquetbol universitario para pulirse en la liga australiana. El escolta tiene un buen manejo de balón, como buena lectura del juego, mientras que es un buena opción para rotar con Ricky Rubio. Su punto débil pasa por la falta de capacidad atlética para definir ante el contacto, como su flojo tiro exterior.

Por el otro, se encuentra Cole Anthony. El base de la Universidad de Carolina del Norte se presenta como un jugador extremadamente atlético, con una gran capacidad para la anotación, lo que complementaría a Rubio. No obstante, obligaría a buscar una opción para la conducción ya que no es un buen pasador y comete muchas pérdidas.

Si Phoenix decide cambiar su elección y bajar en el ránking, la opción más acertada es el francés Theo Maledon. El jugador del ASVEL fue apadrinado por Tony Parker, mientras que se mostró como el jugador más acorde a lo que Phoenix necesita (un conductor con buen trabajo defensivo). Su punto negativo es la falta de anotación desde lejos, pero para una elección Top 20 es una buena opción.

Necesidades

El primer año de Monty Williams fue excepcional, no sólo por su paso perfecto por la burbuja, sino también porque logró darle una identidad al equipo. A partir de esta, Phoenix pasó de ser un equipo mediocre a uno divertido de ver como difícil de vencer.

De no mediar un gran traspaso, Phoenix ya tiene a su quinteto inicial marcado por Ricky Rubio, Devin Booker, Kelly Oubre Jr, Cameron Johnson y DeAndre Ayton. Por esto, el punto pasará por nutrir a la segunda unidad con un esquema mucho más competitivo como capacitado para acompañar en defensa y en ataque.

Mikal Bridges será el líder de esa segunda unidad, mientras que la urgencia pasará por retener a jugadores capaces de favorecer el spacing para permitir el movimiento fluido del balón. El cuarteto de Payne, Kaminsky, Saric y Baynes es la mejor opción para el equipo, mientras que elegir a Hampton, Anthony o Maledon también será pertinente.

En el caso que alguno de los cuatro no continúe, Phoenix tendrá opciones baratas. Para el puesto de escolta, Trey Burke, Troy Daniels, Allonzo Trier y David Nwaba son algunas de las posibilidades. Pensando en los aleros, Markieff Morris, Joe Harris y Maurice Harkless aparecen como variantes. En tanto, para el puesto de interno, Baynes es el ideal, mientras que la mejor opción (complicada pero posible) es Kelly Olynyk, reciente finalista con el Miami Heat.

El equipo de Arizona no será una de las opciones principales para aparecer en los Playoffs ante la caída del Thunder, pero la probable levantada de Golden State. Grizzlies, Spurs y Pelicans también competirán junto a los Suns, que buscarán desbancar a los Blazers.