El General Manager dejará el cargo de los Rockets después de su gran trabajo en la franquicia desde 2007.

Una temporada marcada por dos hechos resonantes. La primera fue el conflicto con China, a raíz de su tuit en apoyo a Hong Kong. De hecho, el propietario Tilman Fertitta no se mostró muy de acuerdo con la decisión. Y la segunda, la misión de consolidar una estructura de juego sin internos altos. En los Playoffs ganaron una sola serie y en el séptimo partido, ante Oklahoma City.

De esta manera, llegó el desenlace de Daryl Morey como General Manager de la franquicia texana. El dirigente dejará Houston después de 14 años de trabajo (el primero fue como GM asistente y en 2007 arrancó su camino). Según Adrian Wojnarowski, el puesto sería ocupado por el Vicepresidente Ejecutivo de Operaciones (Rafael Stone).

Morey se destacó por su intervención a la hora de realizar un traspaso que permita el aterrizaje de James Harden a los Rockets. La Barba potenció al equipo en el afán de competir cada año en lo más alto de la liga. También, Chris Paul se convirtió en un ancho de basto rendidor cuando arribó en 2017. Llegaron a las Finales del Oeste del 2018, pero no pudieron derrotar en el séptimo juego a Golden State (CP3 se ausentó por lesión en los últimos dos juegos de la serie).

Tampoco hay que olvidar de ese brillante equipo formado en 2008, entre los cuales se encontraban Tracy McGrady, Luis Scola, Yao Ming, Shane Battier y Dikembe Mutombo. Sin embargo, nunca cesó la mala suerte de no poder coronar los proyectos con un anillo.