El alero de Los Ángeles Lakers se volvió el segundo máximo triplero y el cuarto mejor rebotero de la historia de las finales de la NBA.

LeBron James no tardó en hacer historia en las finales del 2020. El Rey estuvo cerca de firmar un triple-doble con 25 puntos (9/17 de campo; 2/4 triples; 5/6 en tiros libres), 13 rebotes y nueve asistencias en 36 minutos para ser uno de los líderes del triunfo angelino por 116-98.

El alero de los Lakers fue el autor del primer triple de la definición, volviéndose así el segundo máximo anotador desde larga distancia con 87 conversiones.

A sus 35 años, James superó a Klay Thompson (86). Su próximo objetivo será Stephen Curry, el otro de los Splash Brothers, aunque necesitará 34 conversiones para lograrlo.

Sin embargo, su producción histórica no terminó ahí. El 13° rebote de James en la noche lo hizo alcanzar las 503 pelotas ganadas en los tableros a lo largo de sus 10 participaciones en finales, superando así la marca de 502 de Kareem Abdul-Jabbar. Así, quedó únicamente por detrás de Elgin Baylor (603), Wilt Chamberlain (862) y Bill Russell (1718).

Además, acabó la noche con su 388° asistencia en finales (segundo en el rubro, por detrás de las 584 de Magic Johnson) y con 1408 puntos (también segundo, por detrás de los 1679 de Jerry West).

1 Comentario »