El entrenador de los Denver Nuggets señaló que su equipo no pudo cerrar varias situaciones defensivas en el cuarto juego, lo que llevó a la caída para el adverso 3-1. Además, habló del arbitraje.

Denver había sorprendido a todos en el tercer punto de la serie al ganarle la batalla de los rebotes a Los Ángeles Lakers. El equipo de Michael Malone había elevado su nivel en el rubro y dejó a varios de los internos angelinos con menos de dos rebotes, lo que le dio chances de poder achicar a un 2-1,

Esa historia no se repitió en la noche del jueves, cuando fue el cuarto asalto. El equipo de Frank Vogel mostró otra lectura y otro ímpetu para pelear las pelotas divididas. El cuadro angelino ganó la lucha por 41-33, pero lo más destacado fue que cosechó 25 puntos de segundas chances. Principalmente con una buena labor de Dwight Howard (12 tantos y 11 rebotes), acreedor de seis de las doce pelotas ganadas en el tablero ofensivo.

Malone fue claro a la hora de enfrentar a los periodistas y atribuyó la derrota a este factor: «Lo perdimos en gran parte por los puntos de segundas chances. Tuvimos buenas posesiones defensivas, pero no pudimos cerrarlas. Eso que hicimos en el tercer juego, no lo logramos esta noche”.

Además, remarcó que el trabajo defensivo en las primeras posesiones fueron buenas, pero que su equipo no pudo cerrarlas. “Tuvimos varios casos en los que nos quebramos defensivamente en la pintura, lo que les dio ciertas ventajas y terminaron sumando puntos”, manifestó el coach de los Nuggets.

Por el otro lado, habló del roce como el trabajo de los árbitros. Él manifestó que «hubo varias chances en las que Murray atacó, recibió contacto y no se cobró falta”, por lo que el cuerpo técnico de Denver revisará el video y hablará con los árbitros. A lo que sumó: “La liga hace un buen trabajo y tiene predisposición a escuchar”.

Pese a la revisión de acciones, Malone también remarcó que Murray debe intentar sacar provecho de los quiebres de la defensa: “Muchas veces, cuando penetra, atrae mucha atención de la defensa de los Lakers. En esas circunstancias es conveniente que la pase a un compañero liberado. Es capaz de hacerlo, ya lo demostró en el pasado».