El escolta encajó 37 puntos para liderar el triunfo del Heat sobre los Celtics en el cuarto partido de las finales del este. Así, rompió varios récords.

El cuarto punto de la serie entre Miami y Boston estuvo lejos de ser un partido vistoso. Cada equipo tenía en claro que un triunfo del rival podía complicar sus aspiraciones de meterse en las finales de la NBA.

Sin embargo, el Heat se impuso por 112-109 por un factor que no era esperado. Si bien Tyler Herro ya había tenido buenas producciones en los anteriores partidos, nadie se hubiese imaginado que el novato de 20 años sacaría pecho en un juego trascendental. Pero, así fue: 37 puntos, seis rebotes, tres asistencias, 14/21 de campo (66,7%), 5/10 en triples (50%) y 4/4 en tiros libres (100%).

La gran noche de Herro eclipsó la levantada de Jayson Tatum, que anotó 28 de los 55 puntos de Boston en la segunda mitad luego de no poder convertir en la primera parte. Por un jovencito, el equipo de Spoelstra quedó con tres chances de finiquitar su boleto a la definición de la NBA, la cual sería su primera aparición después del Big Three en 2014.

Como si sus números fuesen poco, Herro logró varios hitos en la noche del miércoles:

    • El suplente más joven de la historia en anotar al menos 30 puntos en un partido de Playoffs.
    • Segundo novato en anotar al menos 30 puntos en un partido de Playoffs en los últimos 35 años. El primero en lograrlo después de Daniel Gibson, que lo había hecho en 2007.
    • Magic Johnson era el único jugador de la historia en anotar al menos 25 puntos en una final de conferencia antes de cumplir 21 años.
    • Récord de anotación para un novato en unas finales de conferencia.
    • Récord de anotación de un novato del Heat en Playoffs.