Los Nuggets lograron un hecho sin precedentes en la NBA, tras derrotar en el séptimo partido a los Clippers por 104 a 89.

El elenco de Michael Malone dio el batacazo de los Playoffs 2020. Y eso que habían gastado mucha energía en revertir una desventaja de 3-1 ante Utah en la primera ronda. El conjunto de Colorado se repuso en los últimos tres partidos de aquella serie y logró el famoso hito que no se veía en la liga desde la épica remontada de Cleveland en las Finales 2016.

Hubo poco tiempo de preparación para el enfrentamiento de Semifinales del Oeste con el conjunto angelino. Eso parecía un punto muy favorable para los de Doc Rivers, debido a que llegaron a quedar a un paso de la primera clasificación a las Finales de Conferencia en la historia de la franquicia. Pero al igual que en el 2015, se volvieron a quedar cortos.

O mejor dicho, fueron los Nuggets que evitaron aquella proeza. Y la convirtieron en su memorable camino, otra vez en desventaja por 3-1. De esta manera, fueron los primeros de todos los tiempos en levantar dos series seguidas (1-3 en ambas ocasiones). Eso se vio a venir desde los últimos 4m21s del segundo cuarto, mediante una racha de 16 a 6.

Y la historia continuó en el tercer período. Los Clippers abrieron la segunda parte extendiendo la ventaja a 61-54. Sin embargo, los terceros de la región en la fase regular no bajaron los brazos y siguieron confiando en su juego, por lo tanto tuvieron como premio una ráfaga de 28 a 13.

Nikola Jokic cosechó un hito inolvidable porque se transformó en el primer jugador en 74 años de competencia en obtener un triple-doble con más de 20 rebotes durante los Playoffs. El pivote serbio desplegó al máximo su juego en el duelo decisivo de la serie, sumando 16 puntos, 22 tableros, 13 asistencias, dos robos y tres tapas.

Uno pensaba que la historia podía cambiar en los últimos 12 minutos, que los referentes de la franquicia californiana iban a aparecer. No obstante, ni Kawhi Leonard (6-22 en tiros de campo) ni Paul George (4-16) encontraron respuestas en la situación límite. Hay que destacar el enorme trabajo defensivo de Denver. Encima, los de Doc Rivers llegaron a meter solamente un lanzamiento en los primeros 14 intentos realizados de dicho segmento.

Para rematar el partido, Jamal Murray convirtió triples descomunales para desatar la locura de sus compañeros y de todos los seguidores de la NBA. El base canadiense se lució con 40 tantos (6-13 detrás del arco), cuatro rebotes y cinco pases gol. En tanto, Gary Harris (14 (dos) y seis), Jerami Grant (14 (dos) y cinco) y Paul Millsap (seis (dos) y tres) hicieron sus aportes en el afán de ayudar al tándem del equipo en el trayecto hacia la impresionante remontada.

PRÓXIMO PARTIDO

Los Nuggets salieron otra vez con vida de una serie que tuvo que gastar los siete encuentros. Así, consiguieron su primera clasificación desde 2009 a las Finales del Oeste. Su rival será el mismo que con el que se midieron en la última ocasión, los Lakers. El primer duelo se llevará a cabo el viernes 18 a las 22 horas.