El conjunto angelino derrotó a Houston por 112 a 102 y quedó 2-1 arriba en las Semifinales del Oeste. En tanto, LeBron James volvió a hacer historia.

Los Rockets evidenciaron los problemas del rival en la rotación defensiva. En el primer tiempo, anotaron 29 de sus 46 tantos en la pintura para tomar la ventaja en el marcador. A pesar de que LeBron James anotó 29 de sus 36 (y tres de sus cuatro tiros externos), los californianos no encontraron las respuestas hasta el descanso.

Pero la historia comenzó a ser distinta en la vuelta de los vestuarios. El elenco de Frank Vogel hizo los ajustes necesarios en defensa, con el fin de bajar el goleo de los texanos. De hecho, permitieron apenas 38 puntos en los últimos 24 minutos. El Rey también hizo su aporte en el propio campo, debido a bajó siete rebotes y bloqueó cuatro lanzamientos.

Un párrafo aporte va dedicado a dos complementos importantes en los Lakers. Por un lado, Rajon Rondo impuso su experiencia en los Playoffs y se convirtió en una de las figuras del encuentro. El líder de la Conferencia en la fase regular contó con la fortuna de que el base regresara en óptimas condiciones a la burbuja. Es que encestó 12 de sus 21 unidades en el cuarto período. Además, sumó tres triples y nueve asistencias.

Por el otro, Kyle Kuzma se destacó en el quinto partido por medio de su capacidad para moverse sin balón. El ala-pivote estuvo letal con sus cortes al aro y contribuyó con 14 puntos. Asimismo, Anthony Davis continuó con su labor magistral en ambos costado, embocando 26, bajando 15 tableros y repartiendo seis pases gol.

La noche finalizó especial para los angelinos, especialmente para LeBron James. El alero de 35 años estableció el récord de más juegos ganados en postemporada (162), dejando atrás a Derek Fisher (161).

PRÓXIMO PARTIDO: Jueves 10/9 – 20 horas.