Milwaukee venció 121-106 a Orlando y quedó 3-1 en la serie de primera ronda de los Playoffs. El equipo de Steve Clifford hizo un buen trabajo, pero no pudo contener a Antetokounmpo.

La serie entre Milwaukee y Orlando está resultando más pareja de lo que se pensaba en la previa. Luego de la sorpresa del Magic en el primer juego, seguida de dos triunfos cómodos del rival en el tercero, Milwaukee debió trabajar arduamente para ponerse 3-1 en la jornada de este lunes. El equipo de Mike Budenholzer lo logró al imponerse por 121-106.

La principal diferencia con los dos juegos anteriores pasó por la diferencia interior, la cual le negó a Milwaukee la chance de explotarla por otra vía que Giannis Antetokounmpo. El griego se vio obligado a ser el líder de las penetraciones del líder del este y Orlando no lo pudo contener. El europeo fue la figura del encuentro con 31 puntos, 15 rebotes y ocho asistencias), mientras que fue bien acompañado por Khris Middleton (21 tantos y 10 rebotes), Wesley Matthews (12), Brook López (10) y Kyle Korver (10).

Del otro lado de la cancha, Nikola Vucevic volvió a ser el líder de la ofensiva del Magic (31 puntos, 11 rebotes y siete asistencias), y en la jornada recibió un mayor apoyo de sus compañeros. El par de Markelle Fultz (15-5-7) y Terrence Ross (19) se destacó en esta labor, pero la segunda arma ofensiva del combinado local, Evan Fournier (12) volvió a estar por debajo del nivel esperado (4/14 de campo).

A través de este mejor escenario, Orlando llegó a mantener el juego en un margen menor a dos dígitos hasta el inicio del último cuarto. Allí abrió el parcial con una racha de 20-5 marcada por 11 de los 21 puntos de Middleton en la tarde para empezar a finiquitar el tercer triunfo en la serie.

El próximo juego, el quinto del cruce, será el miércoles a las 17hs de Argentina. El ganador enfrentará a quien se imponga de Miami-Irlanda (el Heat tiene la chance de cerrar la serie si se impone este lunes a las 19:30).