Los Blazers supieron aguantar el gran nivel de los Grizzlies y vencieron por 140-135. De esta manera, achicaron la brecha a dos juegos.

El play-in cambió rotundamente el cierre de la fase regular. La chance de disputar una etapa de clasificación entre el octavo y el noveno, en el caso de un margen menor a cuatro victorias, modificó notoriamente la competencia en la burbuja.

El gran objetivo de Portland es, como mínimo, forzar el play-in contra Memphis Grizzlies. El equipo de Terry Stotts tuvo un arma de doble filo en el primero de los ocho juegos en Orlando, pero sacó provecho. Supo ser contundente, arriesgó cuando lo necesitó y venció al octavo por 140-135 en el mejor partido de los disputados.

El gran punto a favor que tuvo Terry Stotts fue el uso de Jusuf Nurkic. El entrenador mostró su postura diferente a la de Alvin Gentry (entrenador de los Pelicans) y le dio al bosnio la chance de jugar 33 minutos, durante los cuales mostró su calidad. El europeo fue vital en los primeros 48 minutos, con 18 puntos, nueve rebotes, cinco asistencias y seis tapas en 33 minutos. Además, expuso a Jonas Valanciunas (16), quien apenas pudo jugar 14 minutos producto de sus cinco faltas.

Esa cuota de juego interno que Memphis perdió por el lituano, la recuperó de la mano de Brandon Clarke (21). El novato supo mostrar su versatilidad para molestar a Nurkic, sacarlo a Jaren Jackson Jr (33) al perímetro y generarle más espacios a la mejor versión de Ja Morant (22 puntos y 11 asistencias). De la mano del próximo novato del año, el equipo de Teneesee tomó una ventaja de once puntos que parecía muy difícil de remontar.

Sin embargo, Portland hizo valer su experiencia. Damian Lillard (29 puntos, nueve asistencias y cinco rebotes) pasó de un rol secundario a tomar las riendas del equipo. C.J. McCollum (33 tantos, tres rebotes y seis asitencias), controló a Dillon Brooks (15) y fue vital en el otro costado. Carmelo Anthony (21 unidades y siete rebotes) saldó la falta de nivel defensivo con dos bombazos en el clutch para terminar de dar vuelta el partido. La última de estas, a 37 segundos del final, le dio una ventaja de 124-122.

El escenario estaba dado para evitar un alargue, pero esto acabó ocurriendo. Brandon Clarke ofició de basurero y recuperó una pelota que parecía perdida para igualar la contienda. Después de esto, Anthony no pudo acertar su tercer bomba en fila para sellarlo y, de contraataque, Morant se patinó lo que evitó su chance de ganarlo.

Esa experiencia de los Blazers volvió a ser vital en el inicio del alargue. Una racha de 11-0 marcada por dos bombas de C.J. McCollum puso en aprietos a un Memphis. El equipo de Jenkins halló en Morant la chance de acercarse a tres puntos con 14 segundos por jugar. Pero Anthony castigó desde la línea de tiros libres para sellar el 140-135.

Próximos partidos

Memphis Grizzlies: vs San Antonio Spurs (domingo 2/8 – 19hs).
Portland Trail Blazers: vs Boston Celtics (domingo 2/8 – 16hs).

2 Comentarios »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .