El escolta quedó descartado para prácticamente toda la fase previa a los Playoffs por un esguince en el tobillo izquierdo.

El martes finalizó con una gran preocupación para los Houston Rockets. A 72 horas del primero de sus ocho juegos de reposicionamiento, en el último juego de preparación, Eric Gordon pisó a Daniel Theis luego de enviar un pase y se torció el tobillo. El escolta debió abandonar el juego con ayuda de sus compañeros y no volvió a la cancha en lo que resto de la victoria ante Boston Celtics.

Si bien por los gestos de dolor se podía intuir de una lesión ósea, esta fue rápidamente descartada tras las placas en el vestuario. Sin embargo, unos nuevos estudios en la tarde de este miércoles arrojaron que el perimetral sufrió un esguince del tobillo izquierdo. Según Shams Charania, periodista de The Athletic, el jugador tendrá dos semanas de recuperación.

De esta manera, Houston pierde a su sexto hombre prácticamente para toda la fase de reclasificación. El equipo de Mike D’Antoni hará su debut este viernes, cuando enfrente a Dallas Mavericks desde las 21:30. Además, en el lapso que comprende hasta el miércoles 12 de agosto (14 días), Houston jugará siete de sus ocho juegos. El único que tendría como posible sería el del viernes 14, ante Philadelphia 76ers (horario a confirmar).

D’Antoni deberá apostar por una rotación diferente a la usual a partir de la baja de Gordon. El entrenador mantendrá el quinteto inicial (Westbrook, Harden, House Jr, Covington y Tucker), mientras que repartirá los 28 minutos de Gordon entre Ben McLemore, Jeff Green y Thabo Sefolosha. El tridente acompañará a una segunda línea que completarán Austin Rivers y DeMarre Carroll.