Anuncios

El alero de los Pelicans retornó a la burbuja de Orlando y deberá pasar cuatro días aislado. De esta manera, podrá jugar el jueves 30, cuando el equipo enfrente al Utah Jazz.

Uno de los tantos jugadores que había dejado la burbuja de Orlando de manera momentánea había sido Zion Williamson. David Griffin, gerente general de la franquicia, había expresado que su salida se había dado porque quería acompañar a su familia en una delicada situación de salud.

A ocho días de su salida de Disney, el número 1 del Draft 2019 regresó a juntarse con su equipo. La noticia la dio primero Shams Charania y luego fue ratificada por la franquicia en un comunicado de prensa. El mismo señaló la felicidad del jugador por poder haber superado la situación personal y volver a reunirse con la franquicia: “Tanto mi familia como yo agradecemos todo el amor y respecto que recibimos mientras superamos esta situación. Estoy muy feliz de volver a estar con mi equipo en Orlando y ansioso de volver a la cancha después de la cuarentena”.

El protocolo de la NBA establece que un jugador que abandona la burbuja deberá pasar de cuatro a quince días si la situación de su salida es justificada. Este sábado se confirmó que lo ocurrido con Williamson fue revisado por la liga y que sólo deberá pasar cuatro días encerrado en su habitación.

De esta manera, se perderá los dos juegos restantes de preparación, ante Denver Nuggets (sábado 25/7 – 21:30) y Milwaukee Bucks (lunes 27/7 – 21:00), pero podrá decir presente en el debut de los ocho juegos de reclasificación, cuando el elenco de Alvin Gentry enfrente al Utah Jazz, el jueves 30 de julio a las 19:30.

Zion volverá a competir después de un auspicioso trabajo tras su debut en la liga. Al cabo de 19 partidos previos a la suspensión del 11 de marzo, el jugador proveniente de la Universidad de Duke promedió 29,6 puntos, 6,8 rebotes, 2,2 asistencias, 0,8 robos y 0,5 tapas en 29,7 minutos por partido.