El alero, que este viernes cumplió 25 años, la rompió en la victoria de los Lakers por 119-112 sobre el Magic. Su constancia puede ser un factor clave en la búsqueda del anillo.

Los Lakers cerraron el mediodía del sábado con una gran alegría. Los angelinos fueron superiores al Orlando Magic y vencieron por 119-112 para quedarse con el segundo de sus tres amistosos en la burbuja de Disney.

A la hora del análisis colectivo, el equipo de Frank Vogel cumplió con un buen papel. El conjunto angelino mantuvo a su rival por debajo del 20% de eficacia en tiros de campo durante la primera mitad y llegó a gozar de una ventaja máxima de 19 puntos.

La franquicia bajó el nivel en la segunda parte y permitió un parcial de 40-29 en el tercer cuarto, principalmente por la gran cantidad de errores a la hora de cerrar las acciones defensivas (20 rebotes ofensivos del Magic y 34 faltas). Esto generó una cierta incertidumbre en el resultado final, pero el equipo selló su victoria de la mano de LeBron James (20 puntos y siete asistencias), Kentavious Caldwell-Pope (17) y Dion Waiters (12).

Sin embargo, la historia más saliente del juego fue el rendimiento de Kyle Kuzma. El ala-pivote, que cumplió 25 años en la jornada del viernes, volvió a tener un gran partido en el que demostró su potencial ofensivo: 25 puntos (10/13 de campo y 5/7 en triples) y siete rebotes. El ex Universidad de Utah tomó buenas decisiones, acertó todos sus tiros abiertos y sólo falló los tres que el Magic logró contestarle.

Este buen rendimiento de Kuzma reabrió la discusión sobre su potencial. El oriundo de Flint, Michigan, demostró a lo largo de sus tres años de trayectoria que tiene la capacidad anotadora para volverse uno de los jugadores más dominantes en el rubro. Sin embargo, todavía no pudo mostrar la constancia necesaria para lograrlo.

Uno de los puntos más discutidos sobre Kuzma siempre fue su toma de decisiones. Sin embargo, ante el Magic mostró un juego eficiente que, si logra mantener, podrá liderar una segunda línea angelina de mayor poderío defensivo (Alex Caruso, Markieff Morris y Dwight Howard, además de los anotadores Dion Waiters y J.R. Smith).

Ese será el objetivo personal, no sólo para sí mismo sino también impuesto por Vogel. Su promedio de goleo bajó considerablemente desde la llegada de Anthony Davis (de un 18,7 a un 12,5), pero si logra tomar mejores tiros (lleva un 29,7% desde lejos), se volverá en el tercer hombre que tanto necesitan los Lakers para terminar de consolidarse como los máximos candidatos al anillo.

Próximos partidos

Lakers: vs Washington Wizards, el lunes 27/7 a las 16hs.
Magic: vs Denver Nuggets, el lunes 27/7 a las 20hs.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .