El hijo de Doc Rivers se retiró de Orlando para atender una situación familiar. Sin embargo, volverá antes del inicio de la temporada.

Los Rockets arrancaron el viernes con una mala noticia. Los oriundos de Houston perdieron momentáneamente a Austin Rivers, quien abandonó la burbuja de Orlando para atender una situación familiar.

Según lo que indicó ESPN, se debe a una situación que no tiene una relación estrecha con su padre, el entrenador de Los Ángeles Clippers, Doc Rivers, pero que no por eso deja de ser familiar y que requiere su atención. Por esto, no estará presente en el primer juego de preparación del elenco texano, cuando este viernes enfrente a los Toronto Raptors desde las 20hs.

Pese a la adversidad, la franquicia aspira a contar con Rivers para el reinicio de la temporada. El perimetral deberá pasar al menos cuatro días aislado y debe dar tres negativos consecutivos de COVID-19 para poder salir de su habitación.

De esta manera, se espera que se pierda los tres juegos de preparación y probablemente tampoco tenga acción en el primero de los ocho juegos de reposicionamiento. Este será el viernes 31 de julio, cuando Houston se mida con los Dallas Mavericks a las 22hs (ESPN). Así, su debut en Orlando podría concretarse el domingo 2 de agosto, cuando el equipo de Mike D’Antoni choque con Milwaukee Bucks (21:30).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .