El alero contrajo COVID-19 y fue cortado por los Brooklyn Nets.

Todo parecía indicar que Michael Beasley iba a tener su revancha en la liga en la burbuja de Orlando. El jugador había sido fichado por los Brooklyn Nets luego de las siete bajas de la franquicia, incluyendo la de dos jugadores de su posición (Taurean Prince y Kevin Durant).

Sin embargo, una semana más tarde, todo cambió. El alero tardó en unirse a la franquicia en Orlando y en la jornada del martes 14 de julio dio positivo de COVID-19. Ante la falta de continuidad, la falta de preparación y la obligación de tener que esperarlo al menos hasta el martes 28 de julio (dos días antes de reiniciar la temporada 2019-20), Brooklyn optó por descartarlo.

La noticia fue confirmada por Shams Charania, periodista de The Athletic. El experto señaló que la franquicia decidió prescindir de los servicios de Beasley y que tendrá la chance de sumar a otro jugador ante el caso de COVID-19.

Así, Brooklyn pierde a su octavo jugador en el último mes, ya que Beasley se suma a una lista que tiene a: los lesionados Kyrie Irving y Kevin Durant; el operado Nicolas Claxton (hombro derecho); Wilson Chandler (cuidará a su familia); y los positivos de COVID-19 de Taurean Prince, Spencer Dinwiddie y DeAndre Jordan.

En tanto, la franquicia irá por un nuevo refuerzo para la segunda línea, el cual posiblemente sea Justin Anderson. Este se sumará a los recientemente incorporados Tyler Johnson, Jamal Crawford, Lance Thomas y Donta Hall.