La noticia la confirmó Brian Windhorst durante la jornada del sábado.

Todo novato elegido en una primera ronda del Draft llega a la liga con un vínculo de cuatro años. Dos de esas cuatro temporadas están totalmente garantizadas, mientras que las restantes cuentan con opciones de renovación por parte del equipo. El valor a pagar en ese lapso varía sobre la posición en la que fue electo cada jugador.

Sin embargo, hay un punto que cambia a la hora de la primera agencia libre que vive cada jugador. Si la franquicia decide no hacer uso de alguna de esas dos opciones de equipo, el electo pasa a ser un agente libre restringido, lo que le da a la organización no sólo la chance de igualar cualquier oferta que haga otro equipo, sino también firmar un nuevo vínculo que lo prive de ser agente libre tras el cuarto año de firmar su vínculo. En otras palabras: es mejor renovarle a un jugador antes de que sea agente libre y que pueda escuchar otras ofertas.

Eso mismo es lo que apunta a hacer Boston con Jayson Tatum en el verano estadounidense. La franquicia logró hacerse con los servicios del alero al seleccionarlo tercero en el Draft 2017, por lo que su vínculo finalizará en 2021, pero Danny Ainge disipará cualquier duda al ofrecerle un nuevo vínculo.

Según lo que contó Brian Windhorst, periodista de ESPN, Boston le dará el vínculo máximo. Esto lo hará una vez que se aclare el panorama económico tras la modificación en el CBA por el impacto del Coronavirus.

El nuevo vínculo le garanizaría 35 millones de dólares anuales, siendo así el mejor pago por encima de Kemba Walker y Jaylen Brown. Estos dos jugadores que tienen vínculo con los de Massachussets hasta junio del 2024, mientras que Tatum renovaría hasta junio del 2025.

Hasta el 11 de marzo, día en el que se suspendió la temporada de manera indefinida a causa del Coronavirus, Tatum venía teniendo una gran 2019-20. El alero elevó su promedio de goleo de 15,7 a 23,6 puntos por noche, además de registrar marcas máximas en rebotes (7,1), asistencias (2,9), robos (1,4) y tapas (0,9). Además, se volvió el líder del equipo ante la salida de Kyrie Irving y disputó su primer Juego de las Estrellas.