Anuncios

Con el correr de los años, la franquicia de Michigan fue fortaleciendo su nombre en la liga gracias a las diferentes hazañas.

Antes de la era de los Bad Boys, los Pistons empezaron a adquirir momentos memorables. Entre 1974 y 1977 obtuvieron cuatro clasificaciones en fila a los Playoffs.

La campaña más resonante de aquella época fue la 1975-76, ya que concluyeron la fase regular con récord negativo (36-46). Sin embargo, dieron el batacazo de la postemporada al eliminar en primera ronda al mejor equipo del Oeste, Golden State. En ese momento, los de Michigan integraron dicha región y se quedaron con el quinto y último boleto.

Foto: Getty Images.

Dos números de camisetas de esa era se encuentran iluminados en lo más alto del Little Caesars Arena. Bob Lanier (N° 16) y Dave Bing (N° 21) encabezaron al equipo en lo que fue la antesala a la gloria.

Viaje hacia la memoria

Se aproximaba el cierre de la década de 1980. Era la gran oportunidad de convertirse en leyendas de la competencia. Los poderosos planteles de Boston y los Lakers estaban culminando sus gloriosas etapas. Y además, Michael Jordan y Scottie Pippen seguían transitando sus primeros años en Chicago.

El entrenador Chuck Daly (N° 2, por los títulos) se encargó de ordenar las piezas sobre el parquet, con el fin de sacarle todo el jugo a cada una de ellas. El estilo no fue el más vistoso para los seguidores del deporte, pero su temperamento y fortaleza física los depositó en la memoria de todos sus fans.

Detroit consumó el bicampeonato en 1989 y 1990, derrotando en las finales a los Lakers y Portland respectivamente. Joe Dumars (N° 4), Dennis Rodman (N° 10), Isiah Thomas (N° 11), Vinnie Johnson (N° 15) y Bill Lambeer (N° 40) se convirtieron en los principales protagonistas de un conjunto que cosechó el prestigio tras moldear un particular ritmo de juego.

Un párrafo adicional para dos dirigentes fundamentales. Jack McCloskey (JM) ocupó el cargo de General Manager y se encargó de hacer todos los movimientos necesarios para construir el histórico elenco. «Trader Jack» se lo apodó, debido a su audacia a la hora de efectuar traspasos eficaces. Por otro lado, William «Bill» Davidson (WD) compró la franquicia en 1974 y edificó el mítico Palacio de Auburn Hills en 1988 (primer estadio con fondos exclusivamente privados).

Hubo una segunda parte

Los Pistons regresaron a las Finales en 2004 y 2005. Luego de 14 años, levantaron su tercer trofeo después de superar nuevamente a los Lakers. Su hito consistió en vencer al temible equipo de Kobe Bryant, Shaquille O’Neal, Gary Payton y Karl Malone.

Foto: Getty Images.

Chauncey Billups (N° 1), Richard Hamilton (N° 32) y Ben Wallace (N° 3) se ganaron su lugar en el techo del estadio. Dicho trío brindó el último e inolvidable espectáculo del conjunto de Michigan en la NBA. De todos modos, Rasheed Wallace y Tyshaun Prince también deberían ser tenidos en cuenta por su importancia dentro de aquel equipo.