San Antonio se recuperó de la caída ante Atlanta con un enorme triunfo sobre Miami por 107 a 102, de local. LaMarcus Aldridge (21), DeMar DeRozan (20) y Patty Mills (18) combinaron 59 puntos.

Cuando la historia se complica y los puestos de Playoffs quedan lejos, los Spurs le encuentran la vuelta para volver a pelear. Luego de perder con el Heat de visitante y con Atlanta en casa, el conjunto texano cerró la semana venciendo a los de Erik Spoelstra. Un duelo apasionante y estratégico que le agranda las ilusiones de regresar a la postemporada.

A principios de fase regular, se realizaron muchas cuestiones acerca del poco uso de los tiros externos. Sin embargo, el elenco de Gregg Popovich comenzó a incorporar esa herramienta al juego. En el primer tiempo llegó a sacar una máxima ventaja de 58 a 46, gracias a un 56,3% de efectividad en triples. Patty Mills ayudó a establecer la diferencia, ingresando desde la banca para encestar 14 de sus 18 tantos (tres de los cuatro).

La visita emparejó el juego en la segunda mitad, partiendo desde su defensa zonal. Los de Florida aprovecharon algunas fallas del rival en las ejecuciones, con Bam Adebayo como referente. El interno brindó seguridad en el propio terreno y colaboró con el armado de la ofensiva, junto con Jimmy Butler. El ala-pivote sumó 21 puntos, 15 rebotes, seis asistencias y tres robos. En tanto, la estrella del equipo convirtió 16, bajó cinco, entregó seis y recuperó dos.

No obstante, el dueño de casa resistió en el último episodio, aún cuando Goran Dragic amenazó con dar vuelta la historia (ocho de sus 19 unidades). LaMarcus Aldridge (21 (2-4) y dos bloqueos) y DeMar DeRozan (20, nueve tableros y nueve pases gol) le respondieron a las críticas sobre su desempeño en la recta final. Con confianza e inteligencia para llevar a cabo las jugadas estáticas, los locales se tomaron revancha ante el oponente con el cual cayeron el miércoles pasado.

Una perla del partido fue el challenge pedido por el entrenador Gregg Popovich. La asistente Becky Hammon le señaló al DT que un doble de Butler fue efectuado un tiempo después de la falta de DeRozan. Los árbitros revisaron con el Estudio Central de Repeticiones, y llegaron a la conclusión de que no era equivalente a doble y falta.

Con este resultado, San Antonio extendió su récord a 18 encuentros ganados y 23 perdidos. Este lunes tendrá un nuevo compromiso a las 23 horas, en Phoenix. En cambio, Miami (29-13) recibirá el mismo día a Sacramento a las 17.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .