Anuncios

Indiana aplastó a Philadelphia por 117 a 95, de local, le generó la tercera derrota al hilo. Domantas Sabonis (23) y T.J. Warren (21) combinaron 44 puntos. 

Los Pacers tuvieron un 2019 accidentado debido a la severa lesión de Víctor Oladipo, su referente de juego. Sin embargo, el elenco de Nate McMillan se las arregló para seguir compitiendo al máximo nivel.

En el último día del año, el conjunto de Indianápolis se llevó puesto a uno de los rivales más poderosos del Este, los Sixers. De hecho, encaminó el resultado en el primer tiempo con una abultada ventaja de 67 a 43.

Si bien sufrió el retiro del juego de Malcolm Brogdon a los ocho minutos (dolores en la parte inferior de la espalda), el dueño de casa salió adelante para conseguir la fluidez ofensiva (35 asistencias en total). T.J. McConnell (10 y 11 tantos) y Aaron Holiday (siete, cinco y dos bloqueos) colaboraron en la distribución del juego.

Asimismo, Domantas Sabonis y T.J. Warren realizaron una enorme labor al luchar en el juego interno con Joel Embiid y Al Horford. El ala-pivote lituano se destacó con 23 unidades, 10 rebotes y cinco pases gol. En tanto, el pivote encestó 14 (tres triples) y capturó cinco.

También, T.J. Warren y Jeremy Lamb se encargaron de resolver las oportunidades de gol. El alero brilló con 21 puntos (2-2 en tiros externos) y bajó cuatro tableros. Por otro lado, el escolta anotó 13 (2-4) y entregó seis asistencias.

De esta manera, Indiana extendió su récord a 22 victorias y 12 caídas, escalando así al quinto puesto del Este. Su próximo encuentro será el 2 de enero frente a Denver (21 horas), en casa. En cambio, Philadelphia (23-13) visitará este viernes a Houston a las 22.