Sin Siakam, Powell y Gasol, Toronto revirtió la máxima desventaja en la historia de la franquicia (30) para ganarle a Dallas por 110 a 107, de local. Kyle Lowry fue el gran responsable con sus 32 puntos, ocho rebotes y diez asistencias.

Los Mavericks estaban cerrando la semana de la mejor manera. Es que, luego de haberle ganado a Milwaukee y Philadelphia, estuvieron al frente ante los Raptors durante gran parte del partido.

Después de la racha de 18-6 favorable al local en los primeros 8m26s, la visita cambió rotundamente el desarrollo del juego. Jalen Brunson (21 unidades y nueve pases gol), Kristaps Porzingis (19, 12 tableros, tres bloqueos y tres triples) y Dwight Powell (17 y nueve) permitieron que el conjunto texano sacara una máxima diferencia de 85-55 en el tercer cuarto.

Sin embargo, los dirigidos por Nick Nurse no entendieron el significado de la palabra «rendirse». A raíz de una asfixiante presión en la salida, el dueño de casa completó la mejor remontada en la historia de la franquicia, en los últimos 14m3s del encuentro. Un factor importante fueron los 17 puntos de contragolpe.

Rondae Hollis-Jefferson se encargó de iniciar el milagroso camino, a través de su energía en el juego interior. El ala-pivote, ex Brooklyn, finalizó con 19 tantos y nueve rebotes. También, Patrick McCaw aprovechó al máximo su lugar dentro del quinteto inicial, encestando ocho y recuperando cuatro balones.

Un párrafo queda dedicado a Kyle Lowry, el principal referente de los canadienses. El base tomó la batuta ante las ausencias de Pascal Siakam, Norman Powell y Marc Gasol. De los 47 puntos del equipo en el último período, 20 provinieron del jugador de 33 años. Sus números finales fueron 32 (cinco triples), ocho tableros y diez asistencias. En tanto, Chris Boucher lo ayudó en la hazaña al convertir 21, bajar siete, recuperar dos pelotas y tapando cuatro lanzamientos.

Con este resultado, Toronto extendió su racha a cinco triunfos consecutivos y se mantuvo cuarto en el Este (21-8). Su próximo partido será el Día de Navidad frente a Boston a las 14 horas, nuevamente en el Scotiabank Arena. En cambio, Dallas (19-10) recibirá este jueves a San Antonio a las 22.