Chicago consiguió un valioso triunfo en tiempo suplementario sobre Washington por 110 a 109, de visitante. Lauri Markkanen fue la figura con 31 puntos (cinco triples) y nueve rebotes.

Los Bulls venían de una durísima caída en Oklahoma, luego de haber estado con una máxima ventaja de 26 tantos. No obstante, la recuperación llegó en el Capital One Arena, donde llegaron a estar abajo por 93 a 75 en el último cuarto.

Los Wizards le complicaron la historia en el tiempo reglamentario. Estuvieron al frente durante gran parte del encuentro, de la mano de Davis Bertans. El ala-pivote letón volvió a estar encendido con los tiros externos (26 puntos, 7-13 y siete tableros). Asimismo, Bradley Beal desplegó sus habilidades en los últimos segundos del cuarto período, con un exquisito doble.

Ahí llegó la reacción del conjunto de Illinois, gracias a los dos tiros libres de Zach LaVine. El escolta aportó un total de 24 unidades, cinco rebotes, cinco asistencias y tres robos. A su vez, Lauri Markkanen volvió a tener el desempeño que más se esperaba de él en esta temporada (30, nueve y 5-10 en triples).

En los cinco minutos adicionales, el elenco de Jim Boylen terminó al frente por la mínima. Tomas Satoransky (17 tantos, siete tableros y seis pases gol) clavó dos bombazos desde el perímetro, mientras que Wendell Carter Jr relució su movilidad en la pintura con una bandeja (nueve, nueve y tres bloqueos).

De esta manera, Chicago extendió su récord a 11 victorias y 19 derrotas. Este sábado disputará el tercero de sus cuatro encuentros seguidos de visitante, en Detroit (21 horas). En cambio, Washington (8-18) se medirá este viernes con Toronto a las 21.30, en Canadá.