Denver venció a Oklahoma City por 110 a 102, de local, y sumó su victoria consecutiva. Nikola Jokic completó un triple-doble (28 puntos, 14 rebotes y 12 asistencias).

Los Nuggets venían de perder cinco de seis partidos. Sin embargo, el regreso al Pepsi Center les dio un poco de paz para empezar a recuperar el terreno perdido en la tabla. Con los triunfos sobre Portland y el Thunder, más la caída de Houston ante Detroit, escalaron hasta la cuarta posición del Oeste.

El dato clave fue que los cinco titulares del elenco de Michael Malone superaron la marca de las diez unidades. Nikola Jokic acalló las críticas sobre la inconstancia en su rendimiento durante la fase regular. El pivote serbio se destacó encestando 28 (3-6 en triples), capturando 14 tableros y entregando 12 pases gol.

Asimismo, Jamal Murray y Gary Harris contribuyeron con su agilidad y potencia en los ataques al aro. El base canadiense sumó 14 tantos y siete pases gol, mientras que el escolta convirtió 11 y repartió cinco.

Will Barton y Jerami Grant completaron la lista del quinteto inicial. El alero volvió a lucirse con su explosividad, anotando 18 puntos y bajando seis rebotes. En tanto, el ala-pivote supo ocupar el lugar del ausente Paul Millsap (distensión en el cuadriceps derecho), colaborando con algunas acciones en la pintura (13 y cinco).

Con este resultado, Denver extendió su récord a 16 partidos ganados y ocho perdidos. Esta noche volverá a jugar en casa a las 22, frente a New York. En cambio, Oklahoma City (11-14) recibirá este lunes a Chicago a la misma hora.