Anuncios

En un partido especial, Orlando se quedó con un dramático triunfo sobre San Antonio por 111 a 109, de local. Evan Fournier fue el más destacado con 26 puntos (cinco triples).

Luego de haber transcurrido tres semanas y media de la fase regular, empezaron a conocerse rumores sobre dos posibles traspasos. Uno de ellos es DeMar DeRozan, quien visitó con los Spurs a uno de los equipos que habría mostrado interés en adquirirlo, el Magic.

El ex Toronto dejó una buena imagen en el Amway Center, sobre todo en el segundo cuarto. Es que anotó 11 de sus 21 tantos, con el fin de que el conjunto texano sacara una máxima diferencia de 50 a 34. Asimismo, Patty Mills (13 y tres robos) y LaMarcus Aldridge (15 y cinco tapas) colaboraron con la organización defensiva, mientras que Bryn Forbes afiló la puntería detrás del arco (12 y cuatro anotaciones).

De todos modos, el dueño de casa reaccionó en los últimos 4m1s del primer tiempo, con una racha de 13 a 6. Markelle Fultz (13 puntos, dos robos y cuatro asistencias) volvió a aprovechar su oportunidad de formar parte del quinteto inicial. En tanto, Al-Farouq Aminu (13, dos y 13 rebotes) hizo sus claves intervenciones en ambos costados de la cancha.

Y en la segunda mitad, el elenco de Steve Clifford logró pasar al frente en la recta final, de la mano de Evan Fournier. El escolta francés (26 unidades y cinco triples) estuvo enchufado desde el perímetro y encabezó el parcial de 64 a 53. Además, Nikola Vucevic estuvo firme en el propio campo (10, 13 tableros y tres bloqueos) y Terrence Ross contribuyó en los tiros externos (20 y tres conversiones).

 

De esta manera, Orlando ganó tres de los últimos cuatro partidos y extendió su récord a 5-7. Esta noche cerrará la seguidilla de cinco encuentros seguidos en casa a las 20, frente a Washington. Dos horas y media más tarde, San Antonio (5-7) recibirá a Portland, con el objetivo de cortar la racha de cuatro derrotas al hilo.